LA COSTA: Los dueños de casas de verano, no residentes, organizan una marcha en General Lavalle


Son no residentes, y como tales, no pueden ingresar a distintas localidades de la Costa Atlántica así tengan una casa o un complejo de dúplex para alquilar en la temporada. La diferencia la hace el domicilio que consta en el DNI. Su intención es ir a ver en qué condición se encuentran sus propiedades, corroborar si sufrieron robos y, especialmente -explican- si no fueron usurpadas.

"No hay usurpaciones".

Aseguró una funcionaria del Partido de la Costa a este diario, y explicó que de manera excepcional y con cupos limitados, los propietarios no residentes "reciben permisos para ir a a ver sus casas", de las que no pueden salir: sea el almuerzo, un medicamento o un tornillo de la ferretería, lo deben pedir por delivery.

Aún, así, un grupo de vecinos organiza en las redes sociales una movilización hacia General Lavalle, por donde, llegando desde Buenos Aires, se ingresa al partido.

Según explican en las mismas redes, están preocupados por los robos y por las tomas de terrenos que vienen dándose en diferentes distritos bonaerenses. 

 

"Exigimos la libre entrada de los propietarios que aportamos mes a mes todos los impuestos. Sabemos que estamos en un momento de pandemia, pero queremos respuestas ante este pedido".

Pregonan.

"Cualquier reclamo es justo y valedero, de manera pacífica, pero en este momento no es oportuno, no estaría fundado, sé que circula en redes la convocatoria a una movilización, pero en el marco jurídico en que nos encontramos será una clara violación a la prohibición de circular (establecida por decreto presidencial)".

Explicó Daniela Giménez, del área de Ordenamiento Urbano y Protección Ciudadana: 

"Para presentar una nota al intendente, no me parece. Dimos respuesta".

Sostuvo.

Se refiere a la presentación que en los últimos días, mediante el sitio change,org, poco más de 5.200 vecinos firmaron para que las autoridades municipales den respuestas. La abogada Giménez, el titular de Ordenamiento Urbano, Oscar Ronconi, y el director del hospital de Mar de Ajó, el médico Marcelo Melgarejo, atendieron a un grupo vía Zoom.

"Entendemos que son vecinos porque tiene su corazón acá, eligieron su segunda casa acá. Les comunicamos que se está trabajando en un protocolo y de qué manera se están otorgando los permisos excepcionales".

Dijo la funcionaria. Fueron 7 vecinos, contó, en representación de los miles de firmantes.



En cuanto a las usurpaciones, contó que en el Partido de la Costa se dio el caso de 17 lotes en los que "quienes comenzaron a construir no pudieron acreditar ser los propietarios", y que la comuna procedió a demoler las construcciones. 


"Hablamos de lotes, no de viviendas. Lo que sí hubo fueron robos, algunos escandalosos porque se llevaron hasta los sanitarios, pero estadísticamente el mapeo es menor que el año pasado".

Víctima de un robo en su casa de Santa Teresita, Germán Farías, que aclaró que no se sumará a la movilización del viernes, cuenta que su WhatsApp "nunca fue respondido" y que no sabe nada de su casa. 

"Toda la vida trabajando para hacerme de algo allá, pagando los impuestos, porque para eso sí existimos, y nos tratan como ciudadanos de segunda".

Se quejó.

Por unas horas, en julio, una vez corroborado el robo, las autoridades municipales le permitieron ingresar a Farías. 

"Estuve desde las 12 y a las 8 del mismo día me hicieron ir, en ese rato no pude hacer nada. Ahora no sé nada, si volvieron a entrar ladrones, o si hay gente viviendo en mi casa".

En Pinamar, con protocolo y tiempo limitado, y en el Partido de la Costa, a cuentagotas, propietarios no residentes consiguieron llegar a sus casas. En Villa Gesell no pudieron hacerlo, tampoco los atienden.

"Lo que nunca logramos es que el Sr. Barrera (Gustavo, el intendente) nos escuche, justamente quien democráticamente ejerce la representación de todos los habitantes de la Villa, en una actitud repudiable sigue ignorándonos".

Actualizó Mario Cantisani, que administra en Facebook el grupo "Propietarios no residentes de VIlla Gesell", con poco más de 1.400 miembros. Hay otro grupo de otros 2.500 no residentes con el mismo tipo de denuncias.



Cantisani contó a este diario que desde la intendencia son tratados "como ciudadanos de segunda", que hubo promesa de Zoom y no sucedió. 

"Existimos para pagar los impuestos, que en el medio de todo esto los aumentaron".
"Fuimos los primeros que le enviamos un protocolo para poder ingresar, le facilitamos el trabajo porque no queremos ser parte del problema, queremos ser parte de la solución".

Explicó: 

"Quieren generar una grieta entre residentes y no residentes, y acá el único enemigo es el virus. Queremos ir a nuestras casas".
La preocupación de los propietarios gesellinos no residentes son las situaciones de vandalismo, los daños que una casa sufre por la erosión en la costa tras permanecer cinco meses cerradas y las usurpaciones de terrenos que en Gesell, denuncian, "son alentadas por las autoridades".

Publicar un comentario