Quién es el policía que se subió a una antena: Un hijo asesinado y apoyo a Sergio Berni


"Hoy enterré a mi hijo, palada tras palada iba recordando las cosas que compartimos".

Escribió en Facebook el policía Oscar Pagano en enero de 2018. Todavía llora la pérdida de Kevin Nahuel (19), asesinado de tres balazos en la villa Puerta de Hierro, en La Matanza. Recibió tres balazos en "un caso de inseguridad", según su padre.

El cabo 1° de la Bonaerense mantuvo dos horas en vilo a los colegas que protestan en Puente 12, para reclamar mejoras salariales y en las condiciones de trabajo. Se trepó a la antena de comunicaciones de la central policial y amenazó con suicidarse.

"Me voy con mi hijo".

Anticipó. Tuvieron que llamar a su familia para convencerlo. 

"Bajá, Oscarcito".

Le rogó su mamá.

Pagano finalmente hizo caso. Y luego explicó por qué arriesgó su vida. 

"Estamos muy tensionados porque no tenemos respuesta firme del gobierno por nuestros sueldos. Fue espontáneo, ni mis compañeros ni mi familia lo sabían, vi la antena y ahí tomé la determinación".

Contó.

 

En declaraciones a radio La Red, el policía, que cumple funciones en Villa Ballester, San Martín, aseguró que piden "no solamente un sueldo digno, sino también las herramientas de trabajo para poder defender a la sociedad".
"Con nuestro sacrificio y nuestra vocación, estamos saliendo con los patrulleros con olor a combustible, sin gomas, en inferioridad con los delincuentes a los que tenemos que agarrar. Andamos con los patrulleros casi desmantelados y ellos andan con autos de alta gama".

Se quejó.

El suboficial, que estuvo 11 años luchando por reintegrarse a la institución, aclaró que la protesta no es contra el ministro de Seguridad, Sergio Berni, al que incluso apoyó en antiguos posteos en las redes sociales.

"Para los que dicen que no está preparado y no sabe dónde está parado, hay que apoyar y que se sienta apoyado. Este hombre nos apoyará".

Escribió el 14 de junio.

 

 Este miércoles, ya más tranquilo, dijo haber conversado con Berni. 

"Le dijimos que no estamos en contra de él, no queremos que renuncie, creemos que está haciendo un buen trabajo. Acá no hay colores ni banderas políticas, no hay nada".

Manifestó.

Por la tarde, dejó la protesta en Puente 12 y se fue a descansar a su casa, en La Matanza.


Publicar un comentario