Con el “cuento del tío”, le robaron los ahorros a una jubilada y le dejaron 50 pesos


Sonó el teléfono fijo en la casa de Luisa y ella atendió. Del otro lado, una mujer que hizo pasar por su hija, le dijo “mamá juntá toda la plata porque hay que llevarla al banco porque se viene una devaluación muy importante". La víctima no desconfió y reunió el dinero que tenía guardado.

También le dijo que un amigo suyo iba a pasar con un camión de caudales para llevarse la plata. “No entiendo cómo mi mamá no se dio cuenta. Nosotras siempre hablamos por celular. Evidentemente tenía la cabeza en otro lado. Hace un mes murió su hermana y la afectó mucho”, contó su hija Mayra.

La jubilada revolvió toda su casa y juntó los ahorros. Del otro lado del teléfono le dijeron que pusiera la plata en un sobre, pero como no tenía los guardó en una bolsa. La volvieron a llamar y le dieron instrucciones de dónde tenía que entregarla. 

“Se la tenés que entregar a Gustavo que es mi amigo”.

Le explicaron.

Lo cierto es que la mujer reunió 300.000 pesos y U$S2000 y bajó a la vereda para hacer la entrega. Se acercó un hombre, retiró la bolsa, le dio un beso y se fue.

“Mi mamá bajó sin barbijo. Algo inexplicable, porque como es persona de riesgo por el coronavirus no sale para nada. Ese mismo día a la tarde la fui a visitar como hago habitualmente, y me contó todo. Todavía no puedo creer cómo la engañaron. Los abuelos están desprotegidos y son muy vulnerables. Le dio hasta la plata que tenía en la billetera. Le quedaron 50 pesos”.

Concluyó Mayra.

La mujer llamó al 911 y después fue hasta la comisaría a hacer la denuncia. Ahora está esperando que un negocio de la cuadra le entregue las grabaciones de las cámaras de seguridad para fijarse si se ve al delincuente. La plata que se robaron estaba destinada a pagarle a un abogado que lleva adelante un juicio por una casa tomada que tienen en San Martín.

Cuento del tío en Olivos: le hicieron vaciar la caja de seguridad y se llevaron U$S30 mil

Una médica pediatra de 90 años fue víctima de una banda que con el denominado “cuento del tío” la llamó para decirle que en septiembre los bancos no le iban a permitir retirar dólares, por lo que la mujer fue a su caja de seguridad y cuando la pasaron a buscar en un remís, le robaron los 30.000 dólares y las joyas que había retirado, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La mujer recibió en su domicilio particular un llamado de parte de una supuesta amiga suya.

“Desde el 1 de septiembre el Gobierno no va a permitir que se puedan extraer dólares de los bancos”.

Fue la farsa que le dijeron.

Como sólo le quedaban 24 horas, la supuesta amiga le dijo que debía ir al banco a retirar todos sus ahorros y que para ello le iba a mandar un remisero de confianza para el traslado. La víctima sólo recuerda que era un auto gris que la pasó a busca por su casa, ubicada en la calle Alberdi al 1.500 de Olivos, partido de Vicente López.

Desde allí, el falso remisero llevó a la pediatra hasta la sucursal bancaria de la que es clienta, el HSBC de avenida Maipú 431, en la vecina localidad de Florida, donde la anciana accedió a su caja de seguridad y retiró todo lo que tenía: 30.000 dólares de sus ahorros y una serie de alhajas.

Cuando salió del banco, la mujer se subió al mismo auto con el fin de dirigirse nuevamente a su domicilio de Olivos, pero el chofer se pasó tres cuadras y detuvo su marcha en el cruce de las calles Pelliza y Córdoba, donde apareció un segundo vehículo, del cual descendió un hombre que obligó a la médica de 90 años a bajarse del supuesto remís y dejar la cartera donde había guardado las joyas y los 30.000 dólares.

El caso fue denunciado por la víctima y la causa quedó en manos del fiscal Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Este.


Publicar un comentario