MAR DEL PLATA: Asesinaron de un disparo a una adolescente de 17 años

 

Una adolescente de 17 años fue asesinada esta madrugada de un tiro en el pecho durante una pelea entre bandas de la villa Santa Rita y el barrio Pampa y por el hecho quedó detenido un hombre, de 28 años, que la policía prácticamente tuvo que proteger para que no fuera linchado en el lugar.

 

La víctima fue identificada como Milagros Soledad Tornari. El acusado, por su parte, fue imputado por la fiscal Andrea Gómez por “homicidio agravado” y en las próximas horas le pedirá a la Justicia de Garantías que transforme su aprehensión en detención, para que permanezca alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

 

Según trascendió, personas del barrio Pampa y de otra zona de la periferia tenían conflictos previos por la territorialidad del lugar. Testigos, temerosos de darle información a la policía, deslizaron que las peleas eran recurrentes y estarían vinculadas a la venta de estupefacientes.

 

La hipótesis que manejan los investigadores, es que el detonante del conflicto de la madrugada en el que Tornari recibió un disparo en el pecho fue una pelea, en el que un hombre golpeó a un adolescente cerca de la calle Vértiz y la vía. Ante esta ofensa fueron a buscar al agresor hasta los edificios del barrio Pampa.

 

Un llamado al 911 alertó a la policía sobre un grupo de personas frente al edificio del barrio Pampa, que se mostraban agresivas, por lo que un patrullero fue hasta el lugar y desconcentró a los allegados del adolescente golpeado. Sin embargo, en cuanto el móvil se fue el conflicto de desató.

 

Según la reconstrucción oficial, las personas comenzaron a romper parte del edificio, por lo que hombre acusado de golpear al adolescente, junto a otras personas, salieron a confrontarlos, armados y a los tiros.

 

En ese contexto, cerca de la 1 de la madrugada, Milagros Soledad Tornari recibió un disparo en el pecho, ejecutado por un hombre identificado por los testigos que estaban en el lugar. La adolescente cayó al suelo gravemente herida e inmediatamente fue traslada hasta el Hospital Interzonal, donde falleció a las 3 de la madrugada.

 

Los allegados de la víctima intentaron linchar al hombre, que intentó guarecerse en el edificio. La turba rompió parte del inmueble e incluso habrían intentado incendiarlo. Un nuevo llamado al 911 alertó a la policía, que al ir fue atacada a piedrazos por la gente. En medio de la caótica situación, los efectivos agarraron al hombre que la gente buscaba, lo subieron a un patrullero y lo trasladaron a la comisaría 16°.

 

Si bien, en un primer momento, el hombre había sido trasladado por “su propia protección”, con el correr de las horas, y a medida que la policía tomaba declaraciones, los testigos lo señalaban como el autor del disparo que había matado a Tornari, por lo que la fiscal Andrea Gómez resolvió aprehenderlo e imputarlo por el delito de “homicidio agravado”.

 

Durante la madrugada, fue imposible para la Policía Científica ir hasta el lugar para realizar pericias, ya que las personas que se concentraron en el lugar se mostraron violentas. Incluso, un patrullero fue dañado a piedrazos y una subteniente resultó lesionada en las piernas.


Publicar un comentario