La lección de una madre a su hija caprichosa


Lágrimas, llanto, gritos. Un escándalo desconsolado de una nena de 6 años que no acepta el regalo que le acaba de hacer su mamá. La nena se llama Presleigh vive en Pensacola (Estados Unidos) y está furiosa porque la cartuchera que le compró su mamá es igual a la del resto de sus compañeros, no tiene nada distintivo.

 

Haley Hassell, la mamá de esta pequeña desagradecida, decidió no enojarse con la reacción de su hija, sino actuar de manera contundente.

No hicieron falta retos, golpes ni insultos. Simplemente Haley buscó darle una lección a su hija que luego compartió en Facebook y se viralizó. Rápidamente superó los 130 mil "me gusta", sumando también más de 470 comentarios y los 60 mil "compartidas".

"Presleigh aprendió una dura lección esta tarde".

Comenzó diciendo esta mamá en la red social. 

"Fui a tres negocios diferentes para conseguir esa cartuchera que mi hija había pedido. Cuando la sorprendí con ese regalo, ella lo miró, lo agarró y lo tiró al tacho de basura. Después se encerró en su cuarto dando un portazo. Indignada, gritó: 

“Eso es estúpido, todos en mi clase la tienen. Ya no la quiero".

Describió Haley sobre lo sucedido. E ironizó sobre la bronca que vivió en ese momento: 

"Probablemente me estaba saliendo humo por las orejas".

Haley es madre soltera y, según contó en su texto, debió esforzarse mucho para darle a su hija todo lo que necesitaba. Entonces no pudo contener la furia al ver la equivocada reacción de su hija por un regalo que no le había gustado.

"Me di cuenta que, a pesar de que siempre le había enseñado a ser agradecida, necesitaba un pequeño llamado de atención. Así que antes de volverme loca con mi hija, me tomé un segundo y le dije: 'Ok, déjame que voy a buscar la cartuchera que vas a usar'. Cuando volví con una bolsa de plástico con cierre hermético, de esas que se utilizan para guardar alimentos en la heladera, ella enloqueció".

Explicó la mujer orgullosa con su castigo.

"De repente, la cartuchera que ella había tirado a la basura era perfecta y la bolsa de plástico era horrible. Pero ya era tarde. Le dije que agarrara la cartuchera de la basura y que buscara a un nene para regalársela. Un nene cuyos padres no tuvieran recursos para comprarle útiles escolares o alguno que ni siquiera tuviera padres".

Luego, Haley le explicó a su hija que no tenía que exigir regalos y que no era consciente de la suerte que tenía. Por lo que de ahora en adelante ella iba a usar esa bolsa y que debía encontrar a un niño para regalarle la otra cartuchera.

"Tal vez yo reacciono de más en algunas ocasiones, pero lo cierto es que yo hubiera dado cualquier cosa con tal de tener todo lo que ella tiene ahora. Yo creo realmente que cambiar tus percepciones y simplemente ser agradecido puede cambiar cualquier situación en la vida".

Concluyó la mujer que fue muy elogiada en redes.

Publicar un comentario