POLÉMICA: Fiscal del caso del jubilado justiciero liberó a un ladrón

En la localidad bonaerense de Ezpeleta, los efectivos policiales apresaron a un individuo de 31 años, en cuyo poder se secuestraron diversos objetos robados, pero luego el fiscal de la causa, el doctor Ariel Darío Rivas, resolvió dejar libre al sospechoso a pesar de las diferentes pruebas que había en su contra.

El cuestionado funcionario, perteneciente a los tribunales de Quilmes, es el mismo que intervino en el caso del herrero justiciero Jorge Adolfo Ríos.

El sujeto fue capturado el martes pasado por los integrantes de la comisaría de Ezpeleta (6ª de Quilmes) en un operativo que se llevó a cabo en un domicilio ubicado en Domingo Sobral al 700, en el mencionado distrito, en el sur del Gran Buenos Aires.

Trascendió que, al revisar el inmueble, los servidores públicos de la seccional incautaron 10.000 pesos, 11 celulares y distintos cargadores para aparatos de telefonía móvil.
Esta causa se hallaba caratulada "Robo agravado por el empleo de arma de fuego", con la intervención de Rivas y también del Juzgado de Garantías N° 2 de los tribunales de Quilmes.

Sin embargo, luego de enterarse del resultado del procedimiento y a pesar de que en poder de este individuo se habían encontrado objetos que se cree eran de procedencia ilícita, el fiscal decidió que el hombre fuera dejado en libertad. La situación, tal como era de esperarse, generó malestar en los habitantes de Quilmes.

Rivas es el mismo fiscal del expediente en el que el jubilado Ríos dio muerte a disparos a uno de los delincuentes que, el 17 de julio pasado, ingresaron con fines de robo a su vivienda, en el barrio Parque Calchaquí, en ese partido de conurbano.

Publicar un comentario