Preparan controles más estrictos en los ingresos a localidades de la región ante el endurecimiento de la cuarentena

Las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández el viernes último pusieron en alerta a los intendentes y secretarios de seguridad de toda la región: el aislamiento será más estricto den la región AMBA y son muchos los que quieren escapar de ella para recalar en algún distrito en donde ya se goce de una fase 5 con muchas más libertades.

Ante esto, Madariaga, Pinamar y Gesell se preparan para endurecer el requerimiento de documentación a la hora de ingresar a las localidades. Además de pedir un documento que acredite la residencia en el partido buscarán otros justificativos – como razones de fuerza mayor- que puedan avalar el viaje. De lo contrario, todos deberán regresar al punto de origen.

Un detalle importante a trabajar en Pinamar, sobre todo, será el de la responsabilidad de las agencias de remises y taxis. Dado que muchas aceptan y salen a la caza de pasajeros que han sido dejados fuera del perímetro de los controles municipales.

Todas estas ciudades mencionadas tienen problemas para poder “vallar” la entrada. Es que el terreno es amplio y en todos los casos un segmento de la ruta corre de manera paralela al ejido urbano, por lo cual cuesta poco descender del auto en el que se viajó –más si es de alquiler- y caminar una decena de metros para entrar caminando.

Quienes habitan en el AMBA estarán en ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) y los que están en provincia en DISPO (Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio). Mientras los primeros sólo podrán salir a hacer compras, los otros pueden moverse con mayor libertad y hasta disfrutar de una recorrida por bazares, locales de ropa o reuniones con varias personas; más si se tiene en cuenta que Madariaga y Pinamar ingresarán en breve a la fase 5.

Publicar un comentario