Por la bajante del río Paraná, encontraron un barco hundido hace más de 100 años


Las noticias acerca de la pandemia de coronavirus acaparan sin lugar a dudas las hojas de los diarios, los portales de noticias en Internet, la radio y la televisión. Sin embargo, en simultáneo con el aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto por el Gobierno nacional, la bajante histórica del río Paraná deparó varios sucesos inesperados.

Las Cataratas del Iguazú secas, las costas de Corrientes a pura arena, la poca agua que pasa por la represa de Yacyretá y los inconvenientes de los buques cargueros en el puerto de Rosario fueron algunos de los hechos sorprendentes causados por el escaso caudal que muestra uno de los ríos más importantes del país.

En ese sentido, este martes, la histórica bajante dejó apreciar, frente a un complejo de cabañas de la localidad correntina de Ita Ibaté y a 30 centímetros de profundidad, los restos de un buque que habría naufragado a principios del 1900.
Ante esta situación inédita, la Prefectura Naval Argentina delimitó la zona con distintas boyas para evitar accidentes con otros buques que puedan circular por allí.

Asimismo, efectivos de esa fuerza de seguridad realizaron una filmación con un dron, mientras que los buzos investigaron el lugar donde se rescataron el ancla y parte de la hélice de la embarcación.

Frente a este hallazgo, vecinos reclamaron a las autoridades para que se gestione la declaración de patrimonio cultural y turístico.

De acuerdo a lo informado por gente de lugar, el naufragio se habría producido durante una noche de tormenta y, si bien se conocía la zona del accidente, no se sabía el lugar exacto.
Los lugareños señalaron a medios locales que la nave, un vapor a rueda, tendría unos 20 metros de eslora y que sería similar las que surcaban el río Mississippi y a obras embarcaciones que navegaban por el río Paraná a fines del 1800″.

Cabe recordar que por el Paraná circulaban por aquellos días una enorme cantidad de barcos de vapor a rueda que conectaban el puerto de Buenos Aires, donde arribaban los pasajeros provenientes de Europa, con los puertos correntinos.



Publicar un comentario