"Explotó" por el aislamiento y mató a puñaladas a sus dos hijos

Dos nenes fueron apuñalados por su padre, quien además se cree que torturó a su mujer. "¡Ayúdenme, son mis hijos!", fueron los gritos de la madre que escucharon los vecinos. El dramático hecho ocurrió en el este de Londres.

Se trata del trabajador de la tienda Nithin Kumar (40), que vivía con su esposa Nissa, quien se dice que "explotó" durante el aislamiento y mató a sus dos hijos, de uno y tres años, en el piso del local.

La vecina Reshna Begum informó que escuchó gritos cerca de las 5.30 de la tarde del domingo, y agregó: "Escuché a una mujer gritar 'Ayúdame'. Sabía que algo horrible debía haber sucedido, se prolongó durante unos 10 minutos", precisó la mujer.

Los vecinos contaron cómo los policías sacaron a la menor de una bolsa de cadáveres del piso mientras los paramédicos intentaban revivir a su hermano en la calle con RCP. Luego, el chico fue llevado al hospital en ambulancia aérea, pero lamentablemente no logró sobrevivir.
Testigos detallaron que la madre fue sedada y trasladada por la Policía porque estaba traumada y no podía dejar de gritar. En tanto, el padre de los dos nenes, permanece en el hospital con heridas de arma blanca.

"La mujer que vive allí salió corriendo gritando: 'Ayúdame, ayúdame, son mis hijos' una y otra vez. Estaba desesperada y llorando", reveló un comerciante de la zona.

Por su parte, el empleador, Shanmugatha Thevadurai, de 54 años, sostuvo: "Todo era normal. Nithi era un hombre maravilloso y un trabajador leal. Me había estado diciendo que su esposa no estaba contenta de que todavía saliera a trabajar en el encierro".
Asimismo, añadió: "Parece que explotó. Estoy en estado de shock total. Pero cuando lo vi por última vez, estaba de buen humor y no había nada malo".

Otro constructor local, retirado, Thomas Dodds, de 78 años, contó que se dio cuenta que algo horrible estaba sucediendo "por los gritos agudos". Y señaló: "Hubo muchos gritos y pánico y luego simplemente se detuvo".

Estuve en casa y no me di cuenta de lo que sucedió hasta que aparecieron tres autos de la policía. A continuación, llegaron tres grandes ambulancias y tres más pequeñas", añadió.

Los homenajes, con peluches de los chicos, se pudieron ver afuera de la casa el lunes por la mañana.
La Policía informó que están tratando a las muertes como asesinatos y que el único sospechoso se encuentra en el hospital con heridas de arma blanca.

Publicar un comentario