PINAMAR-MAR DEL PLATA: “No vengan”: El pedido de los intendentes de ciudades balnearias para que los turistas cumplan con la cuarentena por Coronavirus

Primero fue Monte Hermoso. Ante la llegada masiva de turistas luego de que el Gobierno suspendiera las clases en los establecimientos educativos y autorizara el trabajo a distancia, el intendente de esta ciudad, Alejandro Dichiara, aclaró que esta “no es una época de vacaciones”, sino que "es tiempo de cuidarnos” y prevenir la propagación del coronavirus.
Pero Dichiara no fue el único que solicitó a los turistas que esta vez se queden en sus casas. En las últimas horas se sumaron Martín Yeza, intendente de Pinamar, y Guillermo Montenegro, de Mar del Plata.

“En Pinamar tomamos la decisión de prohibir toda actividad vinculada a los servicios turísticos y gastronómicos, desde alojamientos hasta entretenimiento. No queremos que vengan, hay una situación internacional y hay que respetar los protocolos de aislamiento y la cuarentena”, pidió Yeza.


El intendente de la ciudad balnearia dispuso también que las funciones del municipio se dividan en dos: Salud y Fiscalización. Respecto a la primera, Yeza garantizó el funcionamiento de los centros sanitarios. Y afirmó que se fiscalizará el cumplimiento de las medidas de seguridad sanitarias.

“Para los que tienen sospechas o información de alguien que viola la cuarentena se amplió el sistema ‘Ojos en alerta municipal’, vamos a ir acompañados por la policía de la provincia de Buenos Aires”, enfatizó.

En paralelo, Yeza comunicó que se van a reforzar los controles de ingreso al partido de Pinamar y se van a sumar controles de tránsito a lo largo y ancho de las distintas localidades. “Pedimos y recomendamos reducir la circulación al mínimo posible”, añadió.

Una situación similar se vive en Mar del Plata. Allí el intendente Guillermo Montenegro pidió evitar la circulación de marplatenses y de gente que venga de otros lugares. “Les pedimos a todos los que eligieron Mar del Plata para este fin de semana, que sean responsables y que no vengan”, señaló.

Según precisó, la Ciudad Feliz tenía 100% de reservas para este fin de semana largo. Y en los últimos días ese número bajó a la mitad. “Estamos trabajando para garantizar los servicios básicos de los marplatenses; no estamos en condiciones de trabajar ante un exceso de gente que pueda llegar a venir este fin de semana”, advirtió.

“La responsabilidad es de todos los argentinos; la no circulación de gente evita la circulación del virus. La responsabilidad nuestra hoy como marplatenses es pedirle a los argentinos que nos eligieron que no vengan”, añadió.

Montenegro explicó que se cerrarán balnearios, restaurantes y bares. “Se está trabajando en distintos decretos para limitar la cantidad de lugares abiertos en la ciudad. La idea es no recibir a nadie y trabajar muy fuerte en el cuidado de los marplatenses”, enfatizó.

“Estamos frente a una pandemia. Estamos en una situación muy compleja y tenemos que trabajar todos juntos. Acá no hay un grupo que se puede beneficiar. Lo mejor para todos los marplatenses es evitar cualquier tipo de circulación de gente”, concluyó.

Incluso, el propio presidente Alberto Fernández dijo que el objetivo es “predicar con el ejemplo” ante el aumento del número de infectados y anunció que trabajará desde Olivos para dar el ejemplo de aislamiento social.

Publicar un comentario