La Plata: Cayeron narco-peruanos que trasladaban la droga en tren desde Quilmes y usaban a una menor de 7 años para disimular

Una banda acusada de comercializar cocaína bajo la modalidad “menudeo” que actuaba en La Plata y zona sur del Gran Buenos Aires como Quilmes y Avellaneda, fue desbaratada en las últimas horas por la Policía de la provincia tras siete operativos.

La investigación y las detenciones de los seis imputados, todos de nacionalidad peruana, estuvieron a cargo de la Delegación La Plata de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado tras varias horas de escuchas y seguimientos.

En uno de los audios interceptados por la policía se escucha como dos de los cabecillas celebran que uno de los soldados que custodiaba uno de los puntos de venta estaba compungido después de balear a un competidor que le disputaba el territorio.

Se advierte en este audio que la mujer, identificada como “La Negra” la jefa de la organización, había armado a este joven con un revolver calibre 22 para que defendiera su zona ante las amenazas que había recibido de otros vendedores.

Los procedimientos se realizaron en distintos objetivos ubicados en Sarandí, Morón, Temperley, Quilmes y en la localidad platense de Villa Elisa.

Allí quedaron detenidos la cabecilla de la banda que comerciaba en La Plata, apodada “La Negra”; un hombre conocido como “El Chato” que era quien le proveía las sustancias y “La China” que era quien hacía las entregas debido a que “El Chato” se encuentra con prisión domiciliaria.

El cuarto detenido conocido como “El Tío” era el encargado de obtener cocaína en su máxima pureza a manos del principal proveedor identificado como “El Enano” domiciliado en Sarandí, partido de Avellaneda. También fue apresada una mujer identificada como “Cuca” que se dedicaba a la venta de drogas bajo la modalidad delibery, con la participación de su hija como chofer.

Se secuestraron dieciséis kilos y medio de cocaína distribuidos en panes, más de 9 kilos de marihuana, casi 10 mil envoltorios de nylon con esa sustancia en forma de dados, dos kilos de pasta base y un kilo de sustancia de corte, además de dinero en efectivo, un auto y una escopeta recortada.

La investigación comenzó luego de una denuncia anónima recibida a través de la página web de Ministerio de Seguridad bonaerense.

“La droga era traída a La Plata en tren y su origen era la villa Springfield de Quilmes”, dijo uno de los investigadores, quien advirtió que “la encargada era una mujer que usualmente viajaba con su nieta de siete años para no levantar sospechas”.

También la cocaína era desde otros puntos del conurbano, como Morón, por revendedores que actuaban en distintas zonas de Quilmes y Avellaneda.

Intervienen la UFI N° 1 y el Juzgado de Garantías N° 2, ambos del Departamento Judicial La Plata.