Home Ads

Comieron un asado, se fueron a dormir la siesta y él la despertó a golpes con un hierro



Una mujer fue brutalmente golpeada por su marido luego de que a él le agarrara un “ataque de celos” mientras estaban durmiendo la siesta. La víctima debió ser hospitalizada tras llegar al centro de salud “bañada en sangre”.

El violento episodio ocurrió en la tarde del domingo en una vivienda del barrio Jardín Avellaneda de la localidad mendocina de Guaymallén. Allí la mujer de 55 años se encontraba descansando luego de comer un asado con su pareja.

Sin embargo, en determinado momento su marido, identificado como Gastón Gonzalo Gómez, de 48 años, comenzó a golpearla en la cara y en la cabeza con un hierro. La víctima quedó “bañada en sangre”.

A pesar de las heridas logró comunicarse con el 911 y solicitó asistencia de inmediato. Enseguida personal de la Comisaría N°57 de El Bermejo se dirigió hasta el domicilio en donde entrevistaron al hombre, quien tenía manchas de sangre en su ropa. Según informó el medio local MDZ Online, el sospechoso le dijo a la Policía que su esposa había tenido un accidente doméstico.

Como el portón de la vivienda se encontraba semiabierto, los agentes alcanzaron ver que la mujer se encontraba tirada en el piso. Luego de ingresar, le tomaron el pulso, le realizaron algunas preguntas y alcanzó a decir que su marido la había golpeado con sus manos.



Sin embargo, debido a la cantidad de sangre que había en la escena y tras una serie de requisas, los policías establecieron que había sido golpeada con un hierro.

Rápidamente se solicitó una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) que trasladó a la mujer de urgencia al Hospital Central, donde quedó internada en una sala común. Allí le diagnosticaron “politraumatismos por golpiza y herida cortante en el cuero cabelludo”.

Los médicos informaron que a pesar de sus heridas se encuentra fuera de peligro. Poco después, la víctima brindó su testimonio y contó que horas antes del ataque comió un asado con su pareja y que además habían tomado vino.

Tras ello, agregó que ambos se dirigieron a dormir la siesta pero que, al despertar, el hombre inició una discusión por celos, tomó un hierro que tenía al lado de la cama y comenzó a golpearla en la cabeza.

En el caso fue catalogado como un hecho de violencia de género, según precisó el medo local El Sol. Intervino la Oficina Fiscal Nº9, donde quedó detenido el sospechoso, a quien dio negativo en las pruebas de alcoholemia.

Se espera que en los próximos días se determine la situación procesal, mientras la víctima recibe asistencia médica.




Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo