El desgarrador grito de una mujer que fue asesinada por su pareja:“¡Ale, no!”



“¡Ale, no!”, fueron las últimas palabras que llegó a decir María Belén Muñoz antes de que su pareja, Alejandro Albornoz, la asesinara de 24 puñaladas en su casa de la localidad bonaerense de Berazategui.

El brutal femicidio ocurrió durante la madrugada del domingo. La víctima había ido a cenar a la casa de su hermana, que vive en la parte de adelante del mismo terreno, y se había quedado a jugar al bingo con su familia.

“Me voy a bañar y me acuesto”, dijo la joven de 33 años cuando salía de la casa de su hermana ubicada sobre las calles 115 y 12. Apenas unos minutos después, los familiares comenzaron a escuchar gritos desesperados. “¡Ale, no!”, repetía la mujer.

La familia corrió hacia el fondo del terreno -donde vivía la pareja junto a tres chicos- e intentó entrar, pero no pudo. Por ese motivo llamaron al celular de María Belén, pero tampoco hubo caso. Luego, intentaron con el teléfono de Albornoz.

“Ahora no puedo atenderte, se me acabó el tiempo”, fue la escueta y contundente respuesta que le dio el presunto asesino a su cuñada, quien le pedía explicaciones desesperadamente. Unos minutos después, el propio Albornoz fue quien llamó al 911 para confesar el crimen.

Cuando la policía llegó a la escena se encontró con Muñoz asesinada en la bañera con múltiples heridas de arma blanca. Inmediatamente, detuvieron al sospechoso, quien brindó detalles sobre el ataque.

Albornoz dijo que se había cambiado la ropa ensangrentada que tenía puesta al momento del crimen y que la había tirado en un cuarto ubicado al fondo del predio junto a la navaja que utilizó para cometer el homicidio. Todos los elementos estaban ahí.

La autopsia al cuerpo de la víctima determinó que presentaba 24 heridas de arma blanca. La mayoría fueron en la zona del tórax, pero también tenía en los brazos, lo que confirmó la hipótesis de que intentó defenderse.

María Belén Muñoz tenía cuatro hijos. Tres eran de una relación anterior y el último lo había tenido con Albornoz, quien había sido denunciado por violencia doméstica por su propia madre hace algunos meses, pero nunca había sido acusado por la víctima.

El presunto asesino quedó detenido en una sede policial de Berazategui y será indagado en las próximas horas por el fiscal Daniel Ichazo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 1 de Berazategui.

Ichazo ya le tomó declaración testimonial a varios de los familiares directos de la mujer que estaban presentes en la casa de adelante al momento del crimen. La gran mayoría describió a Albornoz como una persona violenta, incluso con su propia familia.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo