Trabajaba como seguridad, pero noqueó a un fanático de La Renga



Un miembro de la seguridad privada que custodiaba el ingreso al estadio de Racing Club de Avellaneda noqueó a un fanático del grupo de rock La Renga, quien intentó ingresar al recital sin la entrada correspondiente, por lo que la secuencia quedó registrada en las cámaras de vigilancia del lugar.

El show de la histórica banda musical nacional brindado el último sábado quedó en cierta parte opacado con lo sucedido en los alrededores del estadio situado en la localidad bonaerense de Avellaneda, donde se conocieron hechos violentos como enfrentamientos del público con la Policía Federal y corridas.

En ese contexto, un fanático —vestido de jean, zapatillas negras y mochila— intentó ingresar al concierto y fue expulsado a los empujones por uno de los guardias con chaleco amarillo. Hasta ese momento no había ningún indicio de peligro para los hombres de seguridad como los propios policías que custodiaban el ingreso al estadio.

Sin embargo, luego el hombre se retiró de allí, comenzó a gritarle a los que custodiaban el lugar, principalmente a quienes lo habían echado, cuando un integrante de la seguridad privada del evento, sin mediar palabras, le dio un fornido golpe de puño que lo tiró directamente al suelo.

Todo quedó registrado en el vídeo que circuló este domingo por las redes sociales, al igual que el momento en el que le quitaron el celular al simpatizante de La Renga tras caer violentamente de espalda, totalmente inmovilizado.

El guardia de seguridad que golpeó al fanático fue retirado por un costado de las vallas de contención, al mismo tiempo que un grupo de personas que estaban allí señalaron al agresor retirado del lugar.

Luego de la brutal secuencia, el damnificado fue trasladado al Hospital Fiorito de Avellaneda, identificado como Rafael Jorge Rozando, ingresando al nosocomio con heridas en la cabeza y pérdida de pieza dentarias, y quedando en sala de terapia de cuidados intensivos con neumotórax para revisar su evolución.

En tanto, el agresor fue identificado como Ezequiel Espíndola, de profesión sodero y siendo un "empleado ocasional" de la empresa de seguridad contratada para el show, denominada Steward CAP.

El hecho quedó por escrito en un acta realizada en la comisaría 1ra de Avellaneda, donde en una parte del documento se detalla que varios efectivos policiales recibieron daños "personas fuera de sí y en grupo, llegaron a arrojar botellas y otros elementos contundentes".



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo