Quién es el hombre que murió aplastado por su camión en Ramallo



El trágico accidente que terminó con la vida de Gustavo Manuel Saiz tuvo lugar el pasado viernes por la noche, cuando el chasis y el acoplado de su Mercedes Benz lo atraparon y provocaron su muerte. El hecho ocurrió dentro de la Estancia Matarazzo, en la localidad de Pérez Millán, partido de Ramallo, en la provincia de Buenos Aires.


Al momento de la tragedia, Saiz no se encontraba solo, sino que estaba junto a su pareja de 42 años, su hija de 15 y su sobrino de 13. El hombre era oriundo de la ciudad de Cañuelas, y vecino del barrio Libertad.


Los efectivos policiales recibieron un llamado de alerta cerca de las 23, por lo que se acercaron a la estancia ubicada en el kilómetro 184 de la ruta N.°9. Una vez allí, el personal médico confirmó la muerte de la víctima de 52 años, mientras que la Policía Científica comenzó a trabajar para establecer las causas de la tragedia. La investigación quedó en manos de la Fiscalía 1 de San Nicolás, a cargo del fiscal de Ramallo Ocaris Aytia, que se hizo presente en el lugar y ordenó la apertura de actuaciones de rigor.


Mientras que continúan las investigaciones, los restos de Saiz fueron despedidos por sus seres queridos el pasado sábado durante el mediodía.


Cómo fue el accidente en el que Saiz perdió la vida


El trágico episodio ocurrió cerca de las 22.30, cuando la víctima bajó de su vehículo, que estaba estacionado sobre una plataforma, para realizar una maniobra de amarre entre el chasis y el acoplado, en el que llevaba cerdos destinados a un frigorífico de Marcos Paz. En ese mismo instante, el camión -que no tendría puesto el freno de mano- comenzó a irse hacia atrás, comprimiendo el pecho del hombre.


Sobre la cabina quedó la familia que lo acompañaba, que, al ver que no regresaba, fueron a ver lo que sucedía y lo encontraron muerto. Tras un llamado al 911 llegó una ambulancia al lugar, pero el personal médico solo pudo confirmar su fallecimiento, según informó el portal Info Cañuelas.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo