Entró a robar a una casa, pero se le cayó un ropero encima y lo tuvieron que rescatar los bomberos



Un joven de 28 años fue detenido de manera insólita en el sur del Gran Buenos donde se le cayó un ropero encima, quedó atrapado, y lo tuvieron que rescatar los bomberos. Aires, en el interior de una casa abandonada donde había ingresado a robar, pero

Fuentes policiales informaron a cronica.com.ar que el insólito hecho ocurrió este martes en el interior de una vivienda ubicada en calle 110, sobre 119 y 117, del barrio La Yaya.

Personal policial que asistió al lugar había sido alertado por un "ingreso a finca", pero se encontraron con una escena insólita: el delincuente que quiso llevar a cabo el escruche, estaba inconciente.

Según precisaron las autoridades, el ladrón primero sustrajo elementos de construcción de un cuarto externo. No conforme con ello, trató de ingresar a la vivienda principal.

"Rompió la parte inferior de la puerta, donde al ingresar arrastrándose por el hueco, se le cae un ropero, quedando atrapado parte de su cuerpo en el interior de la casa mientras que sus piernas sobresalen por la puerta quedando atascado sin posibilidad de movimiento", precisaron los voceros de la Policía Bonaerense.



Los uniformados requierieron la presencia de personal de Bomberos Voluntarios, quienes rompieron la puerta para liberar al malviviente, que fue esposado inmediatamente, y llevado a un centro de salud, donde se certificó que no tenía lesiones de gravedad, antes de ser llevado a la comisaría local.

Respecto a la propiedad, que se encontraba deshabitada al momento del hecho, los funcioanarios policiales montaron guardia allí, a la espera de los dueños.

El detenido, identificado como Carlos Gastón Caffarena, de 28 años, quedó tras las rejas, a disposición de la UFI 2 de esa jurisdicción, imputado por el delito de "robo agravado por escalamiento y efracción".

"Es un delincuente que vive a la vuelta de la casa de la víctima. Robó primero el galpón, y cuando forzó la parte de abajo de la casa, se le cayó el ropero", señalaron.

Al momento de ser atrapado, tenía en su poder un ventiluz con vidrios repartidos, dos termos metálicos, un royo de cable, y un machete. Sin embargo, no se conformó con ese botín, y su ambición, o su torpeza, lo hicieron caer en manos de la Policía.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo