Home Ads Home Ads

Un patrullero mató a un nene de 9 años y dejó a su hermanito de 5 en grave estado



Un desgarrador suceso tuvo lugar en la noche de la final de la Copa Libertadores que dejó a Fluminense como campeón por sobre Boca. ¿Qué pasó? Un nene de 9 años perdió la vida y su hermano, de tan solo 5, resultó gravemente herido.

Los hermanitos estaban acompañados por sus primos, cuando se dirigían de regreso a casa en Villa Fiorito, en la localidad de Lomas de Zamora, luego de juntar con familiares para ver el emocionante partido que tuvo como vencedor al equipo brasilero.

El trágico incidente tuvo lugar en la calle Necol, casi en la intersección con Piobaorja, cuando la moto de Agustín Pogonza, el primo mayor, que transportaba a su hermano de 5 años en la parte trasera, fue embestida por un vehículo policial de la Comisaría 7.ª de Villa Centenario. Como consecuencia, el niño resultó herido y quedó tendido en la vía pública.

Frente a esta desgarradora situación, otro de los primos, Tomás Yedro, que manejaba otra moto, acudió para ayudar y trasladar al hermano herido al hospital. Sin embargo, cuando el joven y sus dos hermanos en la parte trasera de su motocicleta estaban a punto de partir hacia el centro de salud, sufrieron un segundo choque de parte del mismo patrullero.



El vehículo policial, que realizaba una maniobra en reversa, colisionó nuevamente contra la moto. Trágicamente, el niño de 9 años, Felipe Bautista Yedro, perdió la vida de forma instantánea debido a un aplastamiento producto del impacto. Su hermano de 5 años sufrió múltiples fracturas y fue trasladado a un hospital de la zona, donde se encontraba en estado reservado hasta la tarde.

La Unidad Funcional de Instrucción (UFIJ) 10 especializadas en Delitos Culposos, a cargo de Carlos Patricio Pérsico, detuvo al joven oficial de la policía bonaerense que conducía el patrullero. El oficial, de 21 años, se encuentra detenido mientras se espera que sea indagado en relación con el incidente.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo