Tenía 16 años y la mataron a golpes: El acusado escapó después de ir votar



Brisa Milagros Flores tenía 16 años y murió luego de agonizar durante una semana. La adolescente fue atacada brutalmente a golpes por un hombre que intentó abusar de ella en una casa de la localidad bonaerense de José C. Paz hace más de un mes y desde entonces permanece prófugo. “El acusado fue a votar y nadie lo detuvo”, denunció Tamara Flores, la mamá de la víctima, a TN.

La causa que investiga la muerte de Brisa Milagros Flores fue recaratulada en varias oportunidades hasta que finalmente hace algunas semanas comenzó a ser investigada por una fiscalía de violencia de género como femicidio. El sospechoso es un hombre de 43 años, identificado como Francisco David Campos, conocido en el barrio por estar vinculado a otros hechos delictivos y por su adicción a las drogas.

Un crimen brutal y un prófugo que nadie puede atrapar

Una vecina fue quien encontró a Brisa desvanecida el pasado 2 de octubre en un domicilio de la calle 18 de Octubre al 4700, detrás del predio del polo productivo. Tras ello, llamó a la policía que enseguida llegó al lugar. A simple vista la menor tenía “el rostro ensangrentado y hundimiento del cráneo”, por lo que fue trasladada de urgencia al hospital Mercante.



En el centro de salud, la víctima quedó internada en estado de coma, pero desafortunadamente luego de una semana, murió por la gravedad de las heridas.

“Ella desapareció el domingo primero de octubre. El lunes seguía sin saber nada y me acerqué a la comisaría. Ahí me dijeron que había un NN en el hospital y me retuvieron. Tuve que llamarla a mi hermana para que la vaya a ver. Me llevaron a la comisaría de San Martín a declarar una hora. Yo estaba en shock, solo quería ver a mi hija”, explicó a TN la mamá de la chica.

Tras ello, Tamara remarcó que “la causa tardó mucho en avanzar” y que los investigadores se demoraron en pedir la detención del acusado. Además, si bien en un principio circuló que el ataque ocurrió luego de un abuso sexual, sostuvo que eso se descartó por los estudios que le hicieron mientras ella estuvo en terapia, pero, además, después también lo desechó la autopsia.



En el mismo sentido, manifestó que Brisa no conocía a la gente que vivía en esa casa, que no era habitual que ella concurriera a esos lugares y que llegó por medio de una amiga y un chico que conoció y que vivían en frente de la vivienda. “Esta chica me contó que ese hombre la miraba mucho a Brisa, le decía piropos, pero ella no le daba importancia. En un momento, no se sabe como, se quedó con este tipo y él quiso abusar de ella, pero mi hija se defendió”, explicó la mujer. “Corrió y se intentó escapar, pero él la agarró y le empezó a dar piñas estando en la vereda. Cuando ella cayó al piso le pateó la cabeza”, señaló.

En el mismo sentido, aclaró que la adolescente solo tenía golpes en esa parte del cuerpo, según detalló la autopsia, y que a este dato se suma también el testimonio de los vecinos que se acercaron hasta ella a comentarle lo que habían visto. “Me dijeron que después de golpearla, le sacó las zapatillas, la campera y el celular”, sumó.

También reveló que estas personas le contaron que durante el ataque vieron a más personas involucradas, pero que los testimonios son confusos. “La parte de cómo hace este tipo para meter a Brisa dentro de su patio y golpearla no me queda clara porque no me la saben explicar, todos dicen una versión distinta”, manifestó.

“Como madre no puedo entender cómo no la ayudaron si vieron todo eso porque es una cuestión de sentido común y de ser un buen ser humano. Si ves que le están pegando a una chica, ¿no te vas a meter?”, lamentó Tamara.

Con respecto a Campos, el único acusado por el femicidio, la mamá de Brisa reveló que desde la fiscalía le informaron que fue a votar en las elecciones generales, 20 días después del ataque y 13 desde la muerte de la chica. “El 22 de octubre se presentó a votar. Cada vez confirmó más que no están haciendo nada porque el fiscal anterior me dijo que tenía captura nacional e internacional, pero se vino para estos lados y nadie lo detuvo”, lamentó.



Además, explicó que luego de ello le dijeron que iban a montar un operativo para esperarlo para el balotaje del 19 de noviembre, pero que en esa oportunidad el acusado no se presentó. “No aguanto más, es como que se lo tragó la tierra porque hubo nueve allanamientos y no dieron con él”, sostuvo.

Tamara transitó el crimen de su hija mayor embarazada casi a término y ahora, con la beba en brazos, sigue luchando para que se haga justicia, pero no ve avances en la investigación. Además, si bien desde la Secretaría de José C. Paz le brindaron asesoramiento legal, no cuenta con un abogado. “Somos personas humildes, pero voy a juntar plata como pueda para contratar un abogado para que avance la causa, para que pase algo porque necesito justicia para mi hija”, concluyó.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo