Home Ads Home Ads

Tenía 17 años, había denunciado tres veces a su ex novio, consiguió una orden de restricción, pero él igual la mató



El cuerpo de Valentina Cancela, una adolescente de 17 años, estaba semienterrado en una duna en la playa brava de Punta del Este, a la altura de la parada 6. La Policía lo encontró el miércoles a la tarde, luego de que su exnovio, también de 17 años, confesara el crimen y guiara a la Policía hasta ese médano. 

En medio del dolor, Liliana Sarmoria, madre de la víctima, apuntó contra la Policía y la Fiscalía esteñas. Dijo que el femicida había sido denunciado tres veces por violencia física y psicológica contra la adolescente. La última denuncia fue hace un mes, cuando le pegó. De hecho, él tenía una orden de restricción cuando mató a Valentina.

Sarmoria reclama que al exnovio -habían cortado la relación en febrero- "no le colocaron una tobillera" ni tomaron otras medidas preventivas.



En respuesta, desde la Jefatura de Policía de Maldonado indicaron a Clarín que había denuncias cruzadas entre los adolescentes y que "tuvo en su momento intervención la Justicia competente".

Respecto al cruce de acusaciones, detallaron que "ambos tuvieron intervenciones en la Comisaría Especializada en Violencia Doméstica y Género este año".

Según dijeron a este diario fuentes de la investigación, el cuerpo de la chica fue encontrado a las 18.30. Estaba cerca de su mochila, que había sido hallada a la mañana."Se continúan las averiguaciones y actuaciones por parte del personal de Homicidios en coordinación con la Fiscalía actuante. Hay un joven detenido a disposición del Fiscal a cargo de la investigación", detallaron.

La investigación está bajo la órbita de la Fiscalía Departamental de San Carlos 2º turno. El fiscal, Jorge Vaz, explicó que "el adolescente es imputable como infractor" por ser menor de 18 años, pero que "puede ser objeto de una sanción privativa de libertad". 

La Policía había desplegado un operativo de rastrillaje por tierra y aire. El jefe de Policía, Erode Ruiz, dijo que en las cámaras de seguridad de la ciudad se ve ingresar a ambos de la playa, y que después sólo se ve al joven retirarse. Esto fue lo que lo convirtió en el principal sospechoso y se realizó "una inspección voluntaria" en su casa.

Recién en esa situación confesó que la mató.

Según dio a conocer una amiga de "Valen", el exnovio, después del crimen, dijo que se iba a sumar a la búsqueda de la chica, e incluso le mandó una foto sonriendo. 

En las imágenes registradas, Valentina había sido vista por última vez a las 15.30 del martes.

La desaparición

Valentina y su exnovio eran de Punta del Este y asistían al mismo colegio. El martes a la noche, la noticia de la desaparición de la adolescente ya recorría las redes sociales. Los compañeros del liceo de la chica fueron los encargados de postear su foto y pidieron ayuda para encontrarla. 

La rutina de la adolescente consistía en almorzar en su casa a la salida del colegio, y volver a salir a las 15.30 para ir a su clase de inglés. El martes la madre se asustó apenas Valentina no llegó a almorzar.

A las 14.55 comenzó a llamarla para preguntarle dónde estaba. Pero ella no atendía. “A eso de las 15.30 sigo insistiendo, me sigue sin contestar. En un momento sentí una opresión muy fuerte en mi pecho, intuición de madre, y dije ‘Algo anda mal’”, contó Sarmoria en una conferencia de prensa con medios locales.

Ahí decidió recorrer la península, acompañada por la madrina de Valentina, para ver si la encontraba. Sin éxito, fue a hacer la denuncia por su desaparición.

En paralelo, llamó a la casa del exnovio de Valentina y habló con sus padres, quienes le dijeron que él había estado al mediodía con Valentina.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo