Home Ads Home Ads

Compañeros de la nena de 11 años que murió, se manifiestan en la puerta del colegio para exigir “justicia”



Un grupo de padres y de alumnos de la escuela a la que asistía Morena Domínguez, la niña de 11 años asesinada por motochorros en Lanús, se manifiestan esta tarde afuera de la institución y le exigen “justicia” a las autoridades. Entretanto, fuentes policiales confirmaron la detención de un sospechoso de 14 años, mientras continúa la búsqueda de su cómplice.

“Morena era como mi hermana. Era buena, graciosa, siempre jugaba conmigo. No puedo con tanto dolor (....) La ambulancia tardó una banda banda en llegar y como a las 11 de la mañana nos dieron la noticia de que perdió la vida”, contó Priscila, la mejor amiga de la víctima, antes de romper en llanto en la puerta de la Escuela Almafuerte N° 60, ubicada en la calle Molinedo al 3500.



A continuación, la niña, que asistía a sexto grado de la primaria junto con la menor asesinada, agregó: “[Ella] vivía cerca de la escuela, a unas seis cuadras. A veces venía con el papá en moto, hasta que empezó a venir sola porque él trabaja. Queremos justicia”. A su lado, se encontraba su madre, quien afirmó haber asistido a la niña luego del robo en el que fue golpeada y arrastrada por el pavimento por los delincuentes.

“Por la remera me di cuenta que era compañera de mi hija. Estaba la nena débil y no se podía levantar. Le hicimos upa y la trajimos hasta el colegio. Ella se desesperaba mientras esperábamos la ambulancia”, recordó.

Por su parte, con LN+ habló Martina, testigo de lo que ocurrió tras el ataque, quien contó lo que sucedió una vez que Morena fue trasladada a la escuela para recibir los primeros auxilios. “Estaba muy mal. Estaba inconsciente, con unos hematomas en la espalda y no podía respirar. La ambulancia tardó un montón en llegar, 45 minutos más o menos”, afirmó.

Antes de que llegara a la ambulancia, recordó que la menor “fue asistida por dos madres que trabajan de enfermeras, pero no que no pudieron hacer nada”. “Una dijo que debía tener algo perforado en el pulmón porque estaba convulsionando; le salía espuma de la boca y se puso morada ahí en frente de todos alumnos. Ella estaba como muerta. Cuando llegaron los médicos la entubaron y así la llevaron”, indicó.

Junto las mujeres, un grupo de vecinos, padres y compañeros de la estudiante lamentaban el crimen, mientras portaban carteles amarillos y verdes que decían “Justicia por Morena”.



Entre los presentes también estaba Damián, uno de los testigos del robo, quien rememoró el hecho. “Veo que una nena está colgada de una moto, luchando por la mochila. Les tiro el auto encima a los de la moto, no para pegarle porque estaba la nena. Se suben arriba de la vereda y me apuntan con un revolver. No llegué a ver si tenían patente. Después volví y había otro señor que la ayudaba. No la vi desvanecida, la vi mareada. No vi si se cayó al piso. Todos los días están robando acá”, señaló.

Por otro lado, una madre de un compañero de la niña consideró que “los chicos quedarán marcados” y aseguró que “ya no se puede caminar por el barrio” por la cantidad de robos.

“More era compañerita de mi hijo. Hoy él vio cómo le hacían RCP, es un dolor muy grande. Es un gran dolor, puede ser tu propio hijo. Vamos y venimos en auto a todos lados con mi cuñada porque ya no se puede caminar por acá. No pueden salir a andar en bici, como años atrás que salían”, exclamó una de las vecinas del colegio en diálogo con el canal C5N.

Hasta el momento un adolescente de 14 años fue aprehendido acusado de haber participado del crimen de la niña, de 11. El sospechoso, que por su edad es inimputable, ya fue trasladado a la comisaría 5ta. de Lanús, donde esta tarde estaba la cúpula policial y el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y quedará a disposición del Fuero Penal Juvenil de Lomas de Zamora.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo