Home Ads Home Ads

El dueño de los dogos que mataron a una chica de 15 años tenía antecedentes



La muerte de Trinidad Ballesteros, la adolescente de 15 años que murió atacada por dos dogos el domingo pasado en Córdoba, todavía conmueve al barrio Estación Flores de la capital provincial. A medida que pasan las horas, se conocen cada vez más detalles del caso y uno de ellos es que el dueño de los perros ya había sido condenado por el mal cuidado de los animales.

José Luis Nieto, hoy imputado bajo la figura de homicidio culposo y lesiones culposas, está a la espera de ser indagado por el fiscal luego de que sus perros atacaran a Trinidad hasta matarla. Los mismos perros, que luego murieron apuñalados por un vecino del mismo barrio, habían sido motivo de condena para Nieto.

Es que en 2022 el dueño de los dos animales había sido condenado por el mal cuidado de ambos y, sobre todo, por no tener seguridad para evitar que se escapen de su casa. Los vecinos aseguran que ese antecedente fue el que pudo haber evitado la tragedia que ocurrió el domingo al mediodía.

A mediados del año pasado y luego de que varios vecinos realizaran quejas por la ferocidad de los perros y porque solían escaparse de su domicilio, una comisión de la división Patrulla Ambiental de la Policía provincial arribó a la casa de Nieto, ubicada en la calle Bucarest al 4869.



En aquella oportunidad, los policías fueron a constatar las denuncias de los vecinos y dejaron todo asentado en el sumario N°4420/22, según informó el diario La Voz. El propio Nieto le reconoció a los efectivos que era el dueño de los dos peligrosos animales.

En el sumario los policías dejaron constancia en el acta de que los dogos se habían mostrado muy agresivos, pero en ningún momento se barajó la posibilidad de retirarlos del domicilio de manera preventiva.

La causa avanzó en la Unidad Judicial 6.0 y el ayudante fiscal Gerardo Lozada declaró culpable a Nieto por la contravención de no tener seguridad en su casa para retener las constantes fugas de los dogos. El principal reclamo era que las rejas no podían contener a los animales si estos querían escaparse.

El dueño de los perros se declaró culpable y la condena por la contravención fue que realizara tareas comunitarias durante un día. Sin embargo, Nieto dijo que por su trabajo no podía hacer esa tarea y se le fijó una multa de alrededor de $1000.

La imputación actual al dueño de los dogos

Tras ese antecedente, del que los vecinos advierten que pudo haber evitado la tragedia si la condena era más severa, este lunes José Luis Nieto fue imputado por homicidio culposo y lesiones culposas. El primero por la muerte de Trinidad Ballesteros y el segundo por las heridas que sufrieron otras personas.

La figura penal de la que se lo acusa está relacionada con la imprudencia y la negligencia y se enfrenta a una pena que puede durar desde dos hasta seis años y puede ser excarcelable. Sin embargo, el dueño de los animales no quedó detenido.

Nieto está a la espera de ser indagado por el fiscal, mientras la familia de la víctima busca que la causa pase a estar caratulada bajo la figura de un homicidio simple por dolo eventual. Según informaron medios locales, la condena previa cuenta como antecedente judicial.

La figura penal que busca la familia de Trinidad Ballesteros aplica a las personas que a sabiendas de que su accionar puede causar una muerte, continúan adelante con ese obrar y finalmente la provocan. Ese delito prevé ya una condena de ocho a 25 años de cárcel.

A su vez, un antecedente judicial los respalda en esa búsqueda: en La Plata el dueño de un pitbull que mató a un nene fue condenado a ocho años por dolo eventual.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo