Home Ads Home Ads

Borracho se negó al control policial, le arrancó el dedo a un agente y se lo tragó



Deán Funes, la localidad cordobesa donde ocurrió el insólito hecho: el pasado domingo por la madrugada, un conductor en total estado de ebriedad se negó a participar de un control policial y agredió a los agentes, al punto de morder a uno de ellos, arrancándole un pedazo de falange de su dedo anular y comérselo allí mismo.

Según medios locales, el hombre con identidad reservada manejaba alcoholizado a primera hora del día domingo por el barrio La Paz, y fue alertado por agentes del control urbano mientras realizaba maniobras peligrosas con su automóvil.



Cuando frenó sin tener otra opción, los agentes comenzaron a realizar el correspondiente procedimiento de la toma de datos personales y el test de alcoholemia. Sin embargo, el individuo se negó a realizar este último examen y adquirió una postura agresiva.

Al resistirse, el conductor ebrio forcejeó con uno de los agentes y recurrió a una insólita respuesta: mordió violentamente al policía y le arrancó parte de su falange del dedo anular de la mano derecha.

La víctima, el cabo Marcelo González, sufrió la agresión inesperada y comenzó a perder mucha sangre, al punto que fue derivado de urgencia hacia la clínica Vélez Sarsfield.

El comisario de la zona, Gustavo Vergara, brindó detalles al medio cordobés El Doce y notificó sobre su "estado de ebriedad", sumada a las maniobras peligrosas que realizó con su vehículo al "zigzaguear" por la calle, motivo por el cual fue alertado por un patrullero.

El oficial contó que el sospechoso fue detenido en las calles Santiago del Estero y Chacabuco, en compañía de "una señorita". Tras el pedido de los papeles del auto, el agresor tomó una actitud violenta, mordió con vehemencia a González y que se tragó parte del dedo

El conductor ebrio fue reducido y adjudicado con cargos por "resistencia a la autoridad" y "lesiones graves calificadas", permaneciendo detenido hasta el día de hoy hasta que la Justicia resuelva su castigo.

En tanto, el oficial que recibió la amputación de la tercera falange del dedo anular con la violenta mordida se encuentra en su hogar, en reposo y fuera de peligro.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo