Home Ads Home Ads

MADARIAGA: Santoro cargó contra la justicia y dijo que el Juez Giles es el “peor de la historia argentina”




El intendente municipal habló esta mañana de la situación de inseguridad que atraviesa el partido, los cambios policiales que se produjeron hace horas y cargó contra la justicia – jueces y fiscales- por su manera de trabajar. Uno a uno los fue nombrando y explicando los motivos por los cuales no concuerda con ellos.

 

Esteban Santoro aseguró que a los nuevos jefes policiales locales que arribaron esta semana los instó a dar respuestas urgentes para llevar a la baja en los delitos.

 

Me hago cargo de lo que digo: hay una gran pata que no funciona y es la justicia. Los fiscales y los jueces y no es una cuestión de colores políticos.

 

El mandatario recordó que al crearse el Juzgado de Garantía de Villa Gesell se decidió que no abarcara a Madariaga. Dijo que fue una decisión política y hoy todos los trámites judiciales dependen de los tres magistrados de Dolores que está a 110 kilómetros de la ciudad.

 

Jueces y fiscales criticados por Santoro

 

Desde el año 2021 avanza una denuncia de Santoro contra el Juez Gastón Giles. Hace horas se confirmó que la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires integrada por diputados y senadores de la provincia aprobó por unanimidad una denuncia hecha por el jefe madariaguense en el año 2021 y, así, se da un paso más hacia el juicio político para apartarlo. El proceso ahora está en la Secretaría Permanente de Jury presidida por el Presidente de la Suprema Corte de Justicia.

 

Esta mañana, en FM Actitud 107.3, Santoro dijo que:

 

El juez Giles es el peor juez de la historia de la República Argentina. No debería ser juez penal. Ha estado siempre en pos de sacar sentencias que beneficia a los delincuentes.

Agregó que está esperanzado en la llegada un nuevo gobierno que permita avanzar contra el sistema judicial para promover cambios.

 

Vemos como trabaja Laura Hachmann (Jueza) y la verdad no coincido con sus formas, con ese falso garantismo que garantiza impunidad. Después el Juez (Mariano) Cazeaux que fue apartado porque estuvo en una comisaría donde fue a chapear y hoy de nuevo está en funciones. O el fiscal general (por Diego Escoda) de quién me he quejado ante el procurador Julio Conte Grand.

 

Pero los embates del intendente no terminaron ahí y llegaron hasta el fiscal local Walter Mercuri. Le pidió que “de más la cara” y “esté en la fiscalía”.

 

También se quejó del sistema de turnos que manejan las fiscalías de Madariaga, Pinamar y Villa Gesell en donde los tres funcionarios, de cada una de las localidades, prestan servicio de lunes a viernes y uno de ellos está de guardia permanente. De esta manera los tres (Juan Pablo Calderón, Verónica Zamboni y Mercuri) toman declaraciones y actuaciones durante una parte del día pero uno de ellos 3 está de guardia en los horarios nocturnos y verpertinos. Esa guardia acapara los 7 días de una semana y quedan como funcionarios exclusivos de todas las localidades durante los sábados y domingos.

 

Estoy las 24 horas del día pendiente de un hecho o y los fiscales deberían hacer lo mismo y ganan 3 veces mi sueldo. No es cuestión de dinero es una cuestión de actitud de querer trabajar.

 

Consideró que la justicia es una de “las patas más flojas” del sistema de seguridad y anticipó que rechazó un pedido de trabajo comunitario a un delincuente que llegó por orden de un Tribunal de Dolores. Evaluó que su accionar seguramente le valdrá algún proceso judicial pero asumirá el riesgo en favor de los vecinos porque consideró que se trata de “delincuentes que no quieren trabajar sino delinquir”

 

¿Qué es una suspensión de juicio a prueba?

 

Cuando Santoro hablar que no dará trabajo comunitario a delincuentes hace referencia al denominado Juicio a Prueba que aparece en el Código Procesal Penal en el artículo 76bis. Se trata de la posibilidad que tiene una persona que no tiene antecedentes penales de pedir la posibilidad de un proceso abreviado para resolver un delito cometido cuya pena en expectativa no exceda los 3 años de prisión.  Se presenta ante su abogado y le plantean al fiscal la intención de “pagar” a la sociedad con algún trabajo en beneficio de la sociedad en su conjunto. A su vez los fiscales pueden acceder a suplirlo con una multa que puede ser la compra de leche o alimentos para un organismo de bien común.

 

Lo que se sucede en muchos casos es que quién pide este procedimiento ha tenido causas reiteradas cuando era menor de edad. De allí Santoro puede argumentar que se trata de un delincuente al que no le dará posibilidad de pagar con trabajo. No obstante, el Tribunal no computa como antecedente los hechos excarcelables que tuvo antes de llegar a los 18 años.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo