Ahorró más de 100 millones de pesos, los guardó en su dormitorio y vio como se los robaban a través del celular


Estaba en una cancha de fútbol 5 cuando recibió un “alerta” en su teléfono celular. Revisó las cámaras de seguridad de su vivienda, conectadas por un sistema a su teléfono móvil, y lo que vio fue una verdadera pesadilla que provenía desde su habitación: un grupo de delincuentes le robó unos 240.000 dólares, 8.000.000 de pesos y 3.000 reales de una caja fuerte lo que, a la fecha, equivale a unos 106 millones de pesos.

Luego de percatarse del robo, sucedido a las 23:15 del viernes 14 de abril -según el registro de las cámaras- Juan Andrés Monteiro (25) salió a toda velocidad hacia su vivienda, ubicada en la calle Soria al 2600, en Posadas -provincia de Misiones- pero no pudo dar con los malvivientes que, según las filmaciones de las cámaras, tenían sus rostros ocultos con barbijos, gorra y capucha.

La sospecha de la Policía, como así también del damnificado, es que los ladrones sabían exactamente la ubicación de la caja (color crema) ubicada en el dormitorio de Monteiro, ya que en menos de 20 segundos, entraron y salieron del domicilio, luego de violentar la puerta haciendo palanca con una barreta y, de esta forma, quebrar la resistencia de la cerradura.

Uno de los delincuentes escapó corriendo llevando una mochila mientras otro portaba la caja de seguridad bajo el brazo.

Luego de comprobar el robo, el joven se dirigió a la Dirección Cibercrimen donde el personal policial descargó los videos de la cámara de seguridad de su domicilio para así poder tener mayor certeza con respecto a la identidad de los malhechores. En el lugar también trabajó personal de Policía Científica y se le dio intervención a la Justicia.

Hasta el momento las autoridades policiales no pudieron identificar a los autores del ilícito como tampoco recuperar el dinero, aunque los investigadores habrían obtenido las huellas dactilares de los delincuentes.

Una de las hipótesis del caso apunta al entorno de la víctima. Se sospecha que los ladrones tenían el dato del dinero guardado en la vivienda. Otra tarea de la investigación será dilucidar la forma en que los delincuentes ingresaron al edificio, que tiene 17 departamentos. Es que la puerta principal del inmueble no fue forzada.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo