(VIDEO) Así entrenaba Máximo Thomsen para pelear, antes del crimen de Fernando Báez Sosa



Según la mirada del fiscal y jueces que componen el Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de Dolores, Máximo Thomsen sería el principal responsable de cometer crimen de Fernando Báez Sosa y es el más complicado de los ocho jóvenes que están imputados en el caso. En las últimas horas, se filtró un video en el que se lo ve al rugbier "entrenándose" y golpeando una bolsa de boxeo.

Las peritos que se presentaron este martes en el Tribunal Oral 1 de Dolores señalaron que la zapatilla que golpeó en el mentón a Báez Sosa pertenecía a Thomsen. 

Justamente, en el día de hoy se dio a conocer un material audiovisual en el que se lo ve a Máximo Thomsen preparando su estado físico para golpear, tal como se ve reflejado practicando con la bolsa utilizada para entrenar boxeo, entre otros deportes de combate. Sin embargo, vale aclarar que este video no sirve de prueba en el juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa.

Crimen de Fernando Báez Sosa: ¿Quién es Máximo Thomsen, el más complicado de los rugbiers?

El joven de 23 años figura como uno de los rugbiers que sentenció la vida de Fernando Báez Sosa. Este martes, en la continuidad del juicio, dos peritos  confirmaron la suela de zapatilla reflejada en el rostro de la víctima con la que golpearon en la cabeza a la víctima.



Se trata del calzado de Máximo Thomsen, al confirmarse que la impronta de la zapatilla coincide con el pie de uno de los principales acusados del crimen. El acusado golpeó el mentón a Fernando de una patada y le dejó una marca de 6 centímetros, como indica la pericia.

Tras el allanamiento en la casa que alquilaron los rugbiers, se incautaron las zapatillas de los sospechosos y en uno de ellos se halló sangre en puntera blanca de una zapatillas marca Cyclone. Seis meses después, el Laboratorio Scopométrico de la PFA en Mar del Plata determinó que la huella reflejada en el maxilar inferior izquierdo de la víctima coincide con el calzado de Thomsen.

El abogado de la familia de la víctima, Fernando Burlando, señaló a Thomsen como el cabecilla del grupo de los rugbiers que estuvieron vacacionando en la localidad balnearia. Una testigo que brindó declaraciones en la audiencia manifestó que estaba "totalmente desaforado y fuera de sí".  Del mismo modo, el amigo de Baez Sosa, Luciano Bonamaison, también declaró por el mismo rumbo al afirmar que el acusado actuó con "odio" e "intención de matar".



Máximo Thomsen es oriundo de Zárate y estudió Educación Física. El joven jugó en el Club Atlético de San Isidro (CASI), donde demostró su pasión por el rugby y lo llevó a jugar dos temporadas en las divisiones inferiores. Tiempo atrás, el padre del principal acusado de dar la patada letal a Fernando Báez Sosa lo consideró como un chico "callado" y que tanto su hijo como sus amigos "no hicieron ningún plan para matarlo".