Una perito identificó un jean de Ciro Pertossi y un buzo de Blas Cinalli con manchas de sangre



En el inicio de la octava jornada del juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa, declararon dos peritos que analizaron la ropa de los imputados y de la víctima. Una de ellas identificó un jean de Ciro Pertossi y un buzo de Blas Cinalli con dos evidencias con sangre. También halló manchas en la camisa de Fernando.

Una de las que declaró en los Tribunales de Dolores fue Graciela Noemí Parodi, funcionaria de la Policía Científica, quien se encargó de realizar la extracción de las muestras de sangre que quedaron impregnadas en la vestimenta de los ocho rugbiers acusados del crimen en Villa Gesell.

Esas muestras luego fueron testeadas por Norma Tramontini, bioquimica del laboratorio, a quien le tocó declarar posteriormente.



Durante su testimonio, Parodi explicó el procedimiento del método y especificó que tres de las zapatillas analizadas tenían “manchas rojizas”. Además, encontró tejidos hemáticos en una camisa blanca, un pantalón de gabardina marrón, otro gris y un buzo. Según pudo saber TN, uno de los jeans era de Ciro Pertossi y el buzo de Blas Cinalli.

A su vez, la perito confirmó que recibió 50 sobres cerrados con prendas que se usaron las partes involucradas en el momento del hecho, las cuales fueron analizadas luego en el laboratorio. Entre toda esa ropa, la funcionaria destacó una camisa oscura floreada, manga corta, la cual le pertenecía a Fernando, con desgarro en parte posterior y posible mancha hemática que dio positivo en sangre.

Además, la perito habló sobre las muestras toxicológicas y aseguró que Fernando tenía 0,7 de alcohol en sangre, lo que es considerado bajo, por lo que el alcohol no llegó a alcanzar el nivel gástrico.