Quiso esquivar un auto, perdió el control del camión y chocó contra una carnicería



Los vendedores de una carnicería de barrio de Florencio Varela trabajaban como cualquier otro día cuando, de repente, vieron cómo un camión con acoplado avanzaba de frente contra el local. Segundos después, el imponente rodado se metió en el comercio y chocó con las columnas de material. Tras el episodio, el conductor, que dio negativo en el test de alcoholemia, sufrió fracturas en sus piernas. También resultó herido uno de los ocupantes del otro rodado con el que rozó el camionero.

El hecho, que sucedió ayer en la esquina de las calles Illia y Bourel, en ese municipio del sur del conurbano, ocurrió en momentos en que la carnicería estaba abierta al público. Fuentes policiales confirmaron a LA NACION que el camión rozó con uno de los costados de un utilitario Citroën Berlingo y entonces, tras una maniobra, se desvió hacia la carnicería.

Un testigo del accidente filmó desde dentro del local cómo los bomberos intentaban rescatar al camionero, que quedó atrapado entre los hierros retorcidos del frente de su vehículo y algunos escombros que dejó a su paso. Producto del accidente, el conductor sufrió algunas fracturas en sus piernas y uno de los ocupantes de la Berlingo también debió ser atendido por el personal médico que se acercó al lugar del hecho.