El enojo del abuelo de Lucio Dupuy: "Nadie de los Derechos Humanos ni del Gobierno nos preguntó cómo estamos"



El abuelo de Lucio Dupuy, el nene de 5 años que fue abusado sexualmente y asesinado en La Pampa y cuyo caso conmocionó al país por la brutalidad del hecho y porque las acusadas son su madre y su pareja, apuntó contra los organismos de derechos humanos, el Gobierno y los colectivos feministas.

Con una gigantografía de Lucio de fondo, Ramón Dupuy cuestionó que nadie se comunicó con ellos para ver cómo estaban a más de un año del hecho.

"Ninguno del feminismo, del colectivo verde, ni nadie, ni de los Derechos Humanos, ni del Gobierno mismo, ningún organismo tuvo la gentileza de llamar por teléfono y preguntar cómo estamos, jamás", lanzó Ramón en una entrevista con Neura Media.

Y se preguntó, con énfasis: "¿No son capaces de levantar un tubo y peguntar cómo está la familia? ¿Dónde están los derechos humanos de Lucio?".



Durante buena parte de la entrevista el abuelo de Lucio dijo que las acusadas son parte del "feminismo radical, que mata al macho por ser macho", y sostuvo que "a Lucio lo matan porque es Varón".

"Pienso que este tipo de feminismo no representa a las mujeres. A las mujeres se las debe respetar y estas hienas no representan el feminismo", siguió.

Ramón Dupuy insistió con sus críticas y dijo que "todo el Estado" negó lo que pasaba y miró "para un costado".

"Se negó todo el Estado. Se hizo vista a un costado. La sociedad lamentablemente también. Nadie denunció el caso de Lucio. Las veces que entró hospitalizado, en la escuela tampoco se dieron cuenta, la policía que fue a golpearle la puerta a la casa y como estaba la música alta se fueron", señaló.

Pero el blanco principal de sus críticas fue la jueza que le dio la custodia de Lucio a su madre. "Acá hay una jueza inoperante. No tuvo sentido común, no trabajó. Sin mirar el expediente le chantó la firma y le revocó la tenencia que tenía mi hijo mayor y se lo devolvió a la progenitora. Con la firma esa en el expediente sentenció la muerte de Lucio", dijo sobre Ana Clara Pérez Ballester.

Audiencia final y pedido de perpetua

En la audiencia final del juicio por el crimen de Lucio, el 22 de diciembre pasado, la fiscalía y la querella pidieron que la madre, Magdalena Espósito Valenti (25), y su pareja Abigail Páez (28) sean condenadas a prisión perpetua por homicidio y abuso sexual.

La fiscalía a cargo de Verónica Ferrero consideró que las dos mujeres atacaron juntas a Lucio y que la agresión que derivó en su muerte comenzó a las 17.30 del viernes 26 de noviembre de 2021. El 2 de febrero se conocerá la sentencia.

Ferrero consideró probado que el 26 de noviembre de 2021 las acusadas “agredieron físicamente, en forma conjunta”, a Lucio entre las 17.30 y las 19.40 horas provocándole múltiples heridas. Esas lesiones ocasionaron la muerte después de un período de agonía.

La fiscal, basándose en la autopsia, apuntó a un maltrato físico continuo con lesiones de vieja data y consideró que se acreditaron los abusos sexuales reiterados.

Por eso imputó a Espósito Valenti de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por ser la madre y porque la víctima es un menor. También le imputó de homicidio calificado, cometido con ensañamiento y alevosía.

A Páez le imputó abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por ser la guardadora y el delito de homicidio calificado ensañamiento y alevosía.