El desgarrador testimonio del padre de la beba de 2 años asesinada por su madre y la pareja: "No sé cómo seguir"



El informe del forense confirmó la peor de las hipótesis acerca de la muerte de Milena, la nena de dos años que fue asesinada en Merlo durante la semana pasada: murió producto de una serie de golpes que le provocaron lesiones graves.

Por el crimen quedaron detenidos su mamá, Milagros Ester Torres (22), y su pareja, Eduardo Daniel Chamorro (26). Franco Sena, padre de la Milena, no encuentra consuelo. y dejó un desgarrador testimonio en Facebook: "No sé cómo seguir".

“Que descanses en paz hija, te voy a extrañar mucho. No sé cómo voy a hacer para poder seguir adelante. Te amo hija y te voy a extrañar mucho. No encuentro palabras para expresar el dolor que siento”, posteó el padre biológico de la menor asesinada junto a una foto de la beba.



Es que hacía sólo dos meses que Milena había quedado bajo la tutela de la madre. Un lapso muy corto, entre el desarraigo y el no poder verla nunca más.

Según la autopsia preliminar, Milena padeció una "fisura en la tibia ocurrida en los últimos 30 días", sin que pudieran especificar más la data; y "golpes y hematomas de 6 días, de 72 horas, de 48 horas y de 24 horas" previas a la muerte.

El inicio de la pesadilla para Sena comenzó el pasado miércoles, cuando Milena fue trasladada de urgencia a la guardia del hospital Mariano Acosta, porque según el relato de su madre, "se cayó de la cama y se golpeó en la cabeza". La nena llegó al hospital sin vida.

El relato y la detención

Desde hacía dos meses que Milena vivía junto a su mamá, en su casa de la calle José Ingenieros al 1200, en un barrio vulnerable de Mariano Acosta, en Merlo. Allí viven Torres con su nueva pareja, otro bebé (producto de la nueva relación y hermano de Milena) y un nene de 4 años, hijo de Chamorro.



El relato de Torres, madre de la menor, no les cerró a los investigadores. Según contó la mujer, todo ocurrió alrededor de las 22 del martes pasado mientras ella preparaba la cena para su familia. 

En un descuido, dijo que Milena se cayó accidentalmente de la cama en donde estaba descansando y al día siguiente amaneció con un cuadro de vómitos y convulsiones. Por eso decidió llevarla al hospital.

Pero al revisar el cuerpo sin vida de la nena, los médicos detectaron que no había solamente un golpe en la cabeza: presentaba otras marcas de signos de violencia, por lo que alertaron a las autoridades.

La revisión de los peritos constató la existencia de las lesiones: un fuerte golpe en la cabeza, una laceración en el hígado con hemorragia interna, golpes en el abdomen y una fisura en la tibia de la pierna derecha.

Luego, tras el informe del forense, se constató que Milena contaba con signos de haber sufrido malos tratos previos al momento de su muerte. Según informaron fuentes del caso, la nena agonizó durante la noche del martes.

La justicia ordenó la detención inmediata de la madre, Torres; y de su pareja, Chamorro. En tanto, tras los resultados del forense, la causa fue recaratulada como “homicidio agravado por el vínculo” para la mujer, y como delito de “homicidio Simple”, para el padrastro de la menor asesinada.