CASO FERNANDO BÁEZ SOSA: La maniobra legal que podría usar la defensa de los rugbiers para embarrar el juicio







Con el testimonio de dos médicos forenses y la atención puesta en la posibilidad de que alguno de los imputados decida brindar declaración, termina este miércoles la etapa de presentación de prueba y el juicio a los rugbiers por el crimen de Fernando Báez Sosa hace tres años en Villa Gesell entra en la recta final.

En este escenario y con la postura firme del abogado que representa a la familia de Báez Sosa, Fernando Burlando, quien ya adelantó que pedirá prisión perpetua para los ocho imputados, toda la expectativa gira en torno a un posible nuevo planteo de nulidad a partir de un quiebre de la defensa.

“Sería escandaloso, pero todavía se podría separar la defensa de los acusados si demuestran que existe una contradicción de intereses”, consideró en TN Fernando Soto, abogado penalista. En ese sentido, explicó: “Si así fuera se plantearía la nulidad y si hay nulidad todo lo que viene a partir de allí está mal hecho”.

La maniobra de “embarrar la cancha” sería así el último recurso para evitar que todos los acusados - Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, y Luciano, Ciro y Lucas Pertossi- queden en igualdad de condiciones y reciban la pena máxima. No obstante, señaló el letrado, para que la estrategia funcione la defensa tendrá que probar que “algo haya cambiado y cómo ese cambio los afectó”. En su opinión, dijo Soto, no se advirtió tal variación a lo largo del debate.

En cuanto a los ocho rugbiers, el reconocido penalista apuntó que “toda la actitud de ellos no se condice con el dolor de una familia que ha tenido un hijo fallecido”. “En ningún momento demostraron que sienten el dolor ajeno, no lo querían matar pero no lo han ayudado ni a levantarse ni lo llevaron a un médico”, concluyó.

Juicio por Fernando Báez Sosa: a la espera de los alegatos

Esta mañana se llevará adelante la última jornada de presentación de prueba del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, en la cual ocho jóvenes son juzgados por el homicidio. Se esperan los testimonios de dos médicos forenses, aunque la atención también estará puesta en la posibilidad de que algún imputado opte por brindar declaración, como ya hicieron tres de ellos.

Se trata de los médicos Juan José Fenoglio y Jorge Rodolfo Velich, peritos de parte de la defensa, a cargo de Hugo Tomei, quien ayer visitó a los ocho acusados a los que representa en la Unidad Penal 6 de Dolores y estuvo con ellos durante casi tres horas. “Estuve reunido. Lo que hablamos es parte del secreto profesional y es confidencial”, le dijo a los medios que lo esperaban a la salida de la cárcel.

En tanto, fuentes cercanas a la defensa indicaron que los testimonios de Fenoglio y Velich apuntarán a presuntas inconsistencias en el trabajo del médico Diego Duarte, que practicó la autopsia de Fernando tras el crimen, en el Hospital de Pinamar.

Caso Fernando Báez Sosa: la familia convocó a una ceremonia interreligiosa

La ceremonia interreligiosa que los padres de Fernando Báez Sosa realizarán en el Anfiteatro de la ciudad bonaerense de Dolores al cumplirse tres años del crimen del joven estudiante de abogacía, fue declarada de “interés municipal”.

Así lo dispone el decreto municipal 76, al dar respuesta a un pedido de la madre de Fernando, Graciela Sosa, para poder llevar adelante a partir de las 19 una “oración religiosa” y una “colecta solidaria” en el Anfiteatro Municipal del Parque Libres del Sur, de Dolores, ciudad en la que actualmente se desarrolla el juicio oral por el homicidio de su hijo, que tiene a ocho rugbiers acusados.

La mamá de Fernando pidió autorización para hacer allí el homenaje y poder contar con una pantalla para proyectar imágenes, además de usar la luminaria y los baños públicos, todo lo cual será provisto por la Municipalidad.