Adoptó a un chanchito diciendo que era para sus hijas, pero lo cocinó y lo comió con sus amigos



Una cruel historia se dio a conocer en las últimas horas, sobre una chanchita mini pig de nombre "Roma" que fue dada en adopción a un hombre que engañó a su anterior dueña diciendo que el animal sería la nueva mascota de sus hijas, pero sus intenciones eran otras.


Mariela y su familia habían recibido en su casa a la chanchita mini pig y, a lo largo de tres años, la tuvieron con ellos, hasta que llegó el momento de darla en adopción porque no podían tenerla más en su hogar.

Por esta razón, un hombre llamado Facundo Medina se puso en contacto con la joven y le mintió: con fotos de sus hijas y el verso de que Roma sería su nueva mascota, acordó pasarla a buscar el pasado 5 de enero.



Lo cierto es que una vez que la tuvo dentro de su auto, el hombre envió una foto de él con el animal a grupo de WhatsApp de amigos, para que preparen lo necesario a fin de pelarla y cocinarla a la parrilla.

De acuerdo a información revelada por Clarín, el colmo de la canallada fue que Medina compartió una foto con la leyenda que decía "con la chanchi" en la red social Instagram, como si la hubiese adoptado para que integre su familia, pero el final sería otro.

Por supuesto, esta situación generó indignación y repudio en Mariela al enterarse, al igual que en los activistas que tildaron al hombre de "psicópata" y el común de la gente que se pronunció en contra de esta indignante actitud de Medina en redes sociales.

"Me dijo que quería tenerla como mascota, que tenía dos nenas, me mandó videos jugando con las hijas", contó la dueña del animal en medio de la angustia por el engaño sufrido.

El dato verdaderamente repudiable de todo esto es que cuando la anterior dueña de Roma consultó a Medina por la chanchita, el hombre mintió diciendo que la había entregado a otra persona, para luego decir: "no está más en este plano".

El acusado de tan horrible hecho sostiene que no tiene "nada que ver" en esta situación y que "la confusión se debe a un error informático".

A pesar de su negación, se viralizó un mensaje enviado a un grupo de WhatsApp de minipigs donde cuentan que un hombre adoptó y se comió a un chancho "enano" y ahí fue cuando estalló todo.

"Me quiero matar. No lo puedo creer. Es muy cruel, me siento muy mal", aseguró la exdueña de la chanchita en medio del desconsuelo y la bronca.

Ahora, cursa una denuncia penal contra Facundo Medina - encuadrada dentro de la Ley 14.346 por maltrato animal y averiguación de ilícito - además de una demanda civil por daños y perjuicios hacia la gente que lo dio en adopción.

Así lo comentó el activista Fernando Pieroni, que convive con dos mini pigs rescatados en su hogar, y señaló que el litigio lo impulsará el abogado Alfredo Carrillo.