Una turista murió a bordo de un crucero aplastada por una ola gigante que golpeó la embarcación cerca de Tierra del Fuego



Una mujer estadounidense que realizaba un crucero a la Antártida murió producto de un accidente ocurrido a bordo mientras la embarcación atravesaba una fuerte tormenta, al tiempo que también se registraron otras personas heridas.


El accidente ocurrió el martes pasado a las 22.40 cuando el crucero “Viking Polaris”, de bandera noruega, fue golpeado por una ola de gran tamaño lo que ocasionó la rotura de varios paneles de vidrios en las cabinas.



El barco enfrentó una ola gigante mientras navegaba hacia Ushuaia, 3200 km al sur de Buenos Aires, precisó una fuente de la empresa Viking en Noruega.


“Con gran tristeza confirmamos que un pasajero falleció después del incidente. Hemos notificado a la familia del huésped y compartido nuestras más profundas condolencias”, dijo la fuente, sin aclarar el género de la víctima.



Otros cuatro turistas sufrieron lesiones, pero sin que sus vidas estén en peligro. Fueron atendidos por el personal médico de a bordo, indicó la empresa.


El “Viking Polaris” sufrió daños menores en el accidente y regresó la tarde del miércoles al puerto de Ushuaia, adonde se encuentra amarrado, constató la agencia AFP.


Ante consultas de la agencia AFP, la Prefectura Naval Argentina no brindó información. La investigación quedó radicada en la secretaría penal número 2 del juzgado federal de la capital de la provincia de Tierra del Fuego, dijo una fuente judicial sin proporcionar más datos sobre la causa.


La empresa dijo que está investigando los hechos y que trabaja con los pasajeros y la tripulación para organizar sus viajes de regreso.


El “Viking Polaris”, que tiene otros cruceros planeados para esta temporada, fue botado en 2022 y es el más nuevo de la compañía noruega. Su capacidad es de 378 pasajeros y la tripulación de 256 personas, según el portal de la firma.


Dos semanas atrás, otros dos turistas murieron mientras realizaban una travesía por Antártida en el crucero “Word Explorer” cuando el bote semirrígido en el que hacían una excursión se dio vuelta cerca de la costa y cayeron al agua en un caso que aún está bajo investigación.


Los fallecidos fueron dos hombres de nacionalidad estadounidense de 76 y 80 años, según reportó la policía naval.

La muerte de dos turistas estadounidenses en noviembre

Durante noviembre fallecieron otros tres turistas que realizaban excursiones a la Antártida, uno por causas naturales y dos hombres de 76 y 80 años (también estadounidenses) que cayeron al mar cuando se dio vuelta el bote semirrígido en el que se trasladaban.

En ese caso, los visitantes eran pasajeros del “M/V Word Explorer”, un crucero antártico de origen portugués que realiza viajes polares para la empresa “Quark Expeditions”.

Cómo es el “Viking Polaris”, el crucero en el que murió una turista estadounidense que viajaba a la Antártida

El “Viking Polaris” es un barco de 202 metros de longitud (eslora) y 24 de ancho (manga) con capacidad para 378 pasajeros.

Se trata de una nave nueva construida este año con 189 camarotes y especialmente equipado para navegar en zonas extremas, según la información de distintos sitios náuticos especializados.