Una empleada doméstica murió aplastada por el montacargas de un edificio



Una mujer de 31 años murió este miércoles en un trágico accidente ocurrido en el interior de un edificio de la localidad bonaerense de Castelar, donde la víctima trabajaba como empleada doméstica.

El hecho, que fue difundido en las últimas horas por el portal Primer Plano, ocurrió ayer cerca del mediodía en un inmueble ubicado sobre la calle Nuestra Señora de Pompeya al 2400, a metros del cruce con Carlos Casares.

Una fuente cercana a la causa, indicó que la mujer se llamaba Elizabeth Ayelen Ibarra, tenía 31 años y vivía en Rafael Castillo. Fue “aplastada por el montacargas del garage, el cual se activa por sensores”, apuntó.

La víctima falleció en el acto por la violencia del impacto y su muerte derivó en una investigación que, por el momento, mantiene todas las hipótesis abiertas. Entre ellas, señalaron los investigadores, que se hubiera tratado de un error humano.

En ese sentido, creen que la víctima pudo haber activado sin intención uno de los censores del elevador, teoría que la Justicia buscará corroborar mediante la realización de las pericias correspondientes en el lugar.

Un nene de 2 años se cayó del tractor que manejaba su papá y fue aplastado por las ruedas

Un dramático hecho conmueve a la localidad mendocina de San Martín. Un nene de 2 años fue aplastado por un tractor que manejaba su papá y se encuentra internado en grave estado.

Todo sucedió en la noche de martes, cerca de las 21 en la Finca Rivera, a unos 50 kilómetros de la capital provincial. De acuerdo a los primeros datos brindados por fuentes judiciales y policiales, un hombre de 26 años conducía un tractor de doble tracción para cosechar choclos.

Por motivos que aún se desconocen, su hijo, que se encontraba a bordo del vehículo, se cayó del vehículo y terminó siendo aplastado por las ruedas, según declaró la madre del nene a la Policía.

El pequeño fue trasladado de urgencia por una ambulancia hasta el Hospital Pediátrico Humberto Notti. Luego de varias horas, los médicos de la guardia le diagnosticaron “politraumatismos graves”.

El nene debió quedar internado en una sala de terapia intensiva y se encuentra peleando por su vida, de acuerdo a lo informado por el centro de salud.

Por su parte, el papá del pequeño fue trasladado al destacamento policial Chapanay de la misma localidad donde ocurrió el dramático accidente. Allí le realizaron el test de alcoholemia y quedó a disposición de la Justicia que busca determinar cuales fueron las causas de la caída del menor.

La causa quedó caratulada como “lesiones culposas”.