Ladrones asaltaron una comisaría, redujeron a los policías y se robaron un patrullero



Otro hecho de inseguridad atemoriza a la población santafesina, sobre todo por su magnitud. Siete delincuentes asaltaron la subcomisaría de la localidad de Arroyo Leyes, situada a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad de Santa Fe, y tras maniatar a los dos oficiales de guardia huyeron en un patrullero y un auto particular con dos armas, un chaleco y otros elementos.

El hecho sucedió esta madrugada cuando dos de los delincuentes llegaron a la dependencia vestidos con uniformes policiales diciendo que necesitaban ayuda por haber roto un neumático, pero luego irrumpieron otros cinco con los rostros cubiertos por pasamontañas y ataron y amordazaron a los oficiales. Cuando tuvieron la situación controlada, los hombres despojaron a los policías de una pistola reglamentaria, una escopeta, un chaleco antibalas y un patrullero, pero antes de huir fueron a una casa vecina, a cuyos ocupantes les robaron un automóvil Peugeot 206, los teléfonos celulares y otros elementos. De esa forma, los delincuentes emprendieron la fuga rumbo al sur por la ruta provincial 1 en el auto particular y en el patrullero.

Las fuentes dijeron que un vecino llamó al teléfono policial 911, que activó la alarma en las diferentes agrupaciones policiales, por lo que en cuestión de minutos oficiales de Orden Público y de la Agrupación Cuerpos llegaron a la dependencia, a la vez que se montaba un operativo cerrojo.

El auto particular fue abandonado por los asaltantes en inmediaciones de Callejón Mocoví y Olivos, en jurisdicción del barrio santafesino de Colastiné Norte, en tanto el patrullero fue hallado en Callejón Reina y Benteveos, en jurisdicción de la ciudad de San José del Rincón.

Según la información, los delincuentes huyeron a pie por zonas de difícil acceso para vehículos y que cubrieron la retirada con disparos de armas de fuego.  En el interior de uno de los vehículos los agentes hallaron un revólver calibre 22 y municiones de dos clases. El hecho es investigado por la fiscal Rosana Peresín, del Ministerio Público de la Acusación (MPA), con la asistencia de detectives de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la policía, sin que se hayan registrado detenciones.