Echaron a un empleado municipal por vender recetas truchas y medicamentos



El intendente Guillermo Montenegro echó a un empleado municipal tras comprobarse que vendía recetas apocrifas y medicamentos en el Caps Las Heras, donde falseaba la firma y sello de un médico de la salita.

La investigación que en las últimas horas culminó con la cesantía del agente administrativo se inició en marzo de este año, cuando un paciente del Caps lo denunció ante la Municipalidad, aportando copias de las recetas y los wasap con las conversaciones que mantenía con el denunciado.

Las recetas que el empleado realizada contaban con la firma y sello de un médico de la salita, que al ser citado a declaración testimonial negó que sea suya la firma, a la par que también desconoció que el denunciante fuera su paciente.



En tanto, según se desprende del Decreto 2562/22, el agente denunciado no hizo uso de su derecho a defensa ni se presentó a declaración indagatoria. Finalmente, la Dirección de Sumarios consideró que el hombre asumió “una conducta calificada como una infracción grave al principio de probidad administrativa”, mientras que la Junta de Disciplina recomendó la cesantía del agente, lo que finalmente fue resuelto por el intendente Montenegro y la secretaria de Salud, Viviana Bernabei.

Además, la Comuna se radicó una denuncia penal por el presunto ilícito, investigación a cargo de la UFI 10 de Javier Pizzo con intervención el Juzgado de Garantías N°6 de Lucrecia Bustos