Detuvieron a un futbolista de Huracán por intentar robarle a un chofer de Uber con un cuchillo



La Policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo este martes por la noche al futbolista Agustín Curruhinca por intento de robo a un chofer de Uber en el barrio porteño de Villa Lugano. En medio del ilícito, la víctima alertó sobre esta situación a los efectivos que recorrían la zona y procedieron a su rápida aprehensión. Está acusado por tentativa de robo.

 

El informe policial señala que este hecho sucedió en las esquinas de la Avenida Piedrabuena y la calle Echeandia a las 21:30 horas. En ese momento, el conductor alegó que estaba sufriendo un intento de robo por parte de la persona que estaba sentada en la parte trasera del vehículo. En su testimonio, constó que este pasajero se había subido al rodado en el barrio de Monserrat.

 

Esto obligó a que los efectivos policiales deban reducir al joven de 22 años, quien arrojó un cuchillo de carnicero con mango de madera al asfalto. Este objeto fue uno de los secuestrados junto a dos celulares. En las entrevistas policiales, el chofer comentó que lo llevó hasta el lugar donde intentó cometer el delito “bajo amenazas con el arma blanca” que ya fue retenida por las fuerzas policiales.

 

El caso recayó en la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°27 a cargo del fiscal Marcelo Eduardo Munilla Lacasa y el jugador ya está imputado en la investigación. Además, ya se ordenó una pericia para continuar con la investigación del hecho policial.

 

Antes de este suceso, Curruhinca había tenido un año futbolístico con varias pálidas. El jugador que había debutado el 24 de noviembre de 2019 con la camiseta de Huracán nunca pudo asentarse en el equipo y jugó su último encuentro el 7 de agosto último antes de ser apartado del plantel. En ese momento, el entrenador Diego Dabove había alegado “motivos disciplinarios”.

 

Luego de jugar 11 partidos sin goles en 2022, debió bajar a la Reserva, divisional en la que tuvo buenas actuaciones, pero Dabove aún no había reconsiderado su regreso al plantel profesional que finalizó cuarto en la última Liga Profesional de cara a una temporada que tendrá al club disputando la fase 2 de la Copa Libertadores.

 

El futbolista nacido en la ciudad rionegrina de Viedma había sido convocado tiempo atrás por Pablo Aimar a la Selección Argentina Sub-20, aún posee contrato con el Globo hasta el 31 de diciembre de 2024 y, debido a las buenas condiciones que había demostrado en sus primeros partidos con esta institución, posee una cláusula de salida estimada en USD 10 millones.