Un remisero se subió a la vereda, chocó un auto estacionado y se negó al test de alcoholemia



Un brutal choque por muy poco no se convirtió en una tragedia, cuando este domingo a la tarde sobre la avenida Colón y República del Líbano, un remisero perdió el control del vehículo, se subió a la vereda y chocó a un auto estacionado. Lejos de amilanarse, en su intento de huída el hombre arrolló un árbol, que detuvo su marcha. Según testigos, se encontraba borracho.

Fuentes consultadas por 0223, indicaron que el hecho se conoció a las 18 de este domingo tras un llamado al 911, al que acudieron efectivos de la Policía Local: en una de las veredas de Colón y República del Líbano encontraron al remís Chevrolet Corsa y a un Volkswagen Gol, que había sido chocado en su parte trasera.



Cuando personal de Tránsito quiso efectuar el test de alcoholemia al chofer, este se negó, por lo que su auto fue secuestrado y llevado por una grúa al playón de Tránsito.

Testigos del hecho se comunicaron con este medio y advirtieron que al momento del siniestro, el chofer quiso fugarse y estaba muy alcoholizado.



Como resultado del fuerte impacto, la acompañante del remisero -una mujer de 27 años- resultó politraumatizada, por lo que fue trasladada al Hospital Interzonal. La joven no quiso realizar la denuncia penal.