El Gobierno anunció que subirá a $330.000 el piso del impuesto a las Ganancias: regirá desde noviembre

 


El ministro de Economía Sergio Massa anunció que el piso del impuesto a las Ganancias subirá por encima de los $330.000 y que regirá desde noviembre. La medida se adelantó ante la alta inflación y la presión de los gremios para elevar el mínimo no imposible del tributo a partir del impacto que tiene en los salarios por los aumentos dispuestos por paritarias.

 

Según datos de la AFIP había 887.654 los trabajadores y jubilados alcanzados por Ganancias en agosto, de acuerdo al último dato disponible. La última vez que se actualizó el piso del tributo fue en junio, cuando pasó de $225.937 a $280.792 para un salario bruto.

 

Massa anunció sobre Ganancias: “El adelanto de lo que llamamos modificación del mínimo no imponible está decidido. Vamos a estar subiendo el piso a partir del 1° de noviembre, va a estar arriba de los $330.000″.

 

El titular del Palacio de Hacienda dijo que el objetivo de la actualización del tributo es “garantizar que los trabajadores no pierdan lo que ganan en horas extra o por producto de la paritaria por el impuesto a las Ganancias”.

 

Massa expresó su rechazo al congelamiento de precios y confirmó que trabajan en acuerdos con empresas de consumo masivo tras la difusión del índice de inflación de 6,2% en septiembre, como anticipó TN. Después de conocerse el último IPC hubo llamados a estas compañías con el objetivo de “ayudarlas en la reacomodación de costos”.


Las frases más destacadas de Sergio Massa

  • “No me conforma ni me gusta el número de 6,2% de inflación de septiembre”.
  • “Tenemos que garantizar que el camino descendente de la inflación se consolide, las medidas que vamos tomando van de la mano con esa idea”.
  • ”La inflación es el peor castigo que puede tener cualquier trabajador y jubilado de la Argentina”.
  • ”Los congelamientos de precios dictados por la fuerza no funcionan, no creo en eso como mecanismo”.
  • ”Creo en un trabajo acordado con las empresas de consumo masivo que representan más del 65% de lo que consumimos los argentinos”.
  • ”Me parece clave sentarnos a la mesa con las empresas y establecer los mecanismos con los que el Estado puede darles certidumbres y garantías”.
  • “Lo que termina pasando es que lo que acordamos en una oficina después no se cumple en las góndolas, le da la tranquilidad al consumidor que pueda controlar”.
  • “Estamos en un tiempo que todos tenemos que ceder un poquito y que el consumidor entienda que las herramientas están en la mesa”.