Con la declaración de Juan Darthés, se reanudará el juicio por abuso sexual contra Thelma Fardin



Tras un año de dilataciones, este jueves se reanudará en Brasil el juicio contra Juan Darthés. Se espera que el actor declare en la causa que lo tiene como acusado de abuso sexual contra la Thelma Fardin en 2009 cuando ella era menor de edad y ambos estaban de gira en Nicaragua por la tira ‘Patito Feo’.

En simultáneo, se espera que el desarrollo de la audiencia, la primera en 15 días, sea acompañada desde Buenos Aires con una movilización que partirá, a las 13 horas, desde Perón 667.

“Hace dos semanas se reanudaron las audiencias, declararon dos de los testigos propuestos por la defensa y el próximo jueves será el turno del propio Darthés que puede negarse a declarar, puede declarar y negarse a contestar preguntas o puede aceptar contestar preguntas de una sola de las partes”, explicó el abogado de la actriz en Buenos Aires, Martín Arias Duval.

Una vez culminado este proceso no se sabe cuándo el juez fijará una nueva audiencia. La duda surge ya que en Brasil no rige el mismo principio de continuidad y se manejan según su agenda. Según las anteriores instancias, el cálculo es que el juicio seguirá en 30 días.

“Después de eso vienen los alegatos y esperamos que antes de fin de año haya una sentencia”, explica el defensor de Fardin, Arias Duval.



El llamado a declarar se produce cuatro años después de que la actriz hiciera la denuncia en Nicaragua y después de varios intentos dilatorios por parte de la defensa de Darthés. Estos incluyeron un planteo para que la causa pasara a la justicia ordinaria y todo el juicio comenzara de cero, pero en agosto pasado el Tribunal de Justicia Federal de Brasil decidió no hacer lugar a ese pedido y seguir adelante con el debate oral en curso.

Al respecto, el letrado de Fardin detalló que si bien en febrero el mismo tribunal había resuelto que la causa vuelva a foja cero en la Justicia ordinaria, se le planteó lo que en Argentina sería una reposición y uno de los jueces cambió su postura. En consiguiente, la cuestión fue resuelta de manera favorable a la postura de la fiscalía y la querella.

En total, desde el inicio del juicio, ya se hicieron unas cinco audiencias por las que pasaron 11 testigos de ambas partes. “Llegar a una condena significará una reparación muy importante para la víctima, porque si bien no vuelve las cosas atrás, es reparador para ella haber sido escuchada, que la justicia confirme lo que ella contó que sucedió y que haya un veredicto en ese sentido”, sostuvo Duval.



Y si bien aún no se avizora el desenlace de la cuestión, el abogado considera que alcanzar esta instancia ya es un logro: “Sin embargo, haber llegado a este punto ya es un éxito porque ninguna causa de estas características llegó hasta esta instancia, y esto ha alentado a muchas víctimas a denunciar, le ha abierto los ojos a los operadores judiciales para comenzar actuar con perspectiva de género y desterrar los preconceptos que hacen que ante la denuncia por el robo de un auto nadie desconfíe de la víctima, pero sin embargo cuando denuncia violencia o abuso se sospecha que quiere fama, plata o la mandan a hacer un test psicológico porque sospechan de sus dichos”.

El proceso judicial, del cual participaron tres países -la Argentina, Brasil y Nicaragua-, tuvo testigos que declararon de manera virtual ante el juez Ali Mazloum, quien interrumpió el debate oral en febrero pasado ante un planteo realizado por la defensa del acusado.

La decisión fue apelada por Fardin y tuvo el apoyo de la organización de mujeres de toda la región, quienes repudiaron la resolución. Así, más de un mes después, el mismo Tribunal Regional revirtió su decisión en un fallo histórico y dispuso que la causa continuara tramitando en la justicia federal.