Un nene de 12 años murió por un disparo de escopeta durante una fiesta con amigos



Un chico de 12 años murió al ser alcanzado en el pecho por los perdigones de una escopeta en momentos que compartía una reunión con varios jóvenes y adolescentes en el patio trasero de una casa, en la ciudad de Jardín América, a 100 kilómetros de Posadas.

El autor del disparo escapó llevándose el arma, perola Policía ya logró identificarlo.

La tragedia se registró este domingo al amanecer en una vivienda que está sobre la calle Las Flores casi Bella Vista, en el barrio Nuevo.

El dueño de casa, Marcelo Javier Rodríguez (27), dijo que cerca de las 7.30 se despertó sobresaltado por un estampido y un pedido de auxilio. Apenas salió hacia el patio, encontró tirado en el suelo a un joven desconocido y aparentemente ya sin signos vitales.

Cuando la Policía llegó al lugar, estableció que la víctima era Darío Natanael Morgenstern, de 12 años, quien vivía junto a su familia en el barrio San Martín.

Una médica constató lesiones compatibles con perdigones en el lado izquierdo del pecho y solicitó una autopsia para confirmar las causas de la muerte.

Los policías no tardaron en reconstruir lo sucedido. Morgenstern, junto a otros jóvenes y adolescentes, había pasado la noche en una plaza del barrio y cerca del amanecer se dirigieron a la casa de Rodríguez junto a un hermano de éste.



El grupo estaba integrado por Julio Da Rosa (18), un hermano de 16, Matías Bogado, Jonatan Espíndola, Claudia Duarte y Juan Ramon “Koki” Rodríguez (19),

En un determinado momento, los jóvenes decidieron continuar con el consumo de bebidas y juego de cartas en la casa del hermano de “Koki”.

Los investigadores establecieron que “Koki” exhibió al grupo la escopeta. Aparentemente en momentos que manipulaba el arma, ésta se disparó e impactó en el pecho de la víctima.

Antecedentes por abuso de armas

Desde la Policía dijeron que el sospechoso ya tiene antecedentes por el delito de abuso de armas y su último domicilio registrado es el Kilómetro 11 de la ciudad de Eldorado.

El juez de Instrucción Roberto Sena ordenó un allanamiento en la propiedad en busca del arma y la detención de Juan Ramon Rodríguez, quien hasta el momento no pudo ser hallado.

Darío Natanael Morgenstern vivía junto a su madre y un hermano de 15 años. La noche anterior había pedido permiso para salir junto a sus primos.

Su mamá reconoció que no sabía dónde había pasado la noche el chico ni en compañía de quiénes. Ademas, la mujer contó que hace cuatro años Darío había dejado la escuela cuando cursaba cuarto grado.