Un nene de 11 años murió por la explosión de un tubo de oxígeno en el patio de una casa



Un nene de 11 años murió producto de las terribles heridas causadas por la explosión de un tubo de oxígeno en Córdoba. El menor no resistió las graves lesiones que le produjo el estallido y falleció horas después en el Hospital de Niños.

De acuerdo al informe establecido por la policía local, el trágico hecho ocurrió mientras el niño jugaba en el patio de una casa situada en la calle Olegario Víctor Andrade al 4800, en el barrio Parque Liceo II, junto a otro menor.

El niño sufrió “gravísimas heridas” tras la explosión y sus familiares, que también se encontraban en ese domicilio, llamaron de inmediato al servicio de emergencia. Fue trasladado hasta el hospital zonal, donde tuvieron que amputarle una pierna y un brazo.

Sin embargo, tras las intervenciones, su estado seguía siendo crítico. Pese a los varios intentos de reanimación, en la noche del sábado falleció.

Según lo que trascendió, el tubo de oxígeno pertenecía a una mujer de 28 años conocida de la familia de la víctima, que servía como asistencia por ser una persona oxígeno-dependiente y que espera un trasplante pulmonar.

Peritos judiciales y miembros de la Dirección de Bomberos de la Policía de Córdoba realizarán en las próximas horas los peritajes para determinar las causas que provocaron la explosión.

Fuentes oficiales precisaron que la empresa proveedora de oxígeno les envió el viernes el tubo, pero habría tenido pérdidas y ese fue el motivo por el cual el producto se encontraba en el patio.

Un dato que será investigado tiene que ver con que se encontraba junto a la salida del tiro balanceado de un calefactor, por lo cual se cree que el calor habría generado el accidente.