Murió una bailarina tras quedar en medio de una balacera cuando esperaba el colectivo



Luego de pasar exactamente dos meses en coma, internada en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), de la ciudad de Rosario, este sábado por la madrugada murió Virginia Ferreyra, la profesora de danzas árabes de 32 años que fue gravemente herida luego de quedar en medio de una balacera mientras esperaba el colectivo junto a su madre, también fue asesinada en ese episodio a causa de las heridas sufridas. 

Desde el pasado 23 de julio, la joven permanecía internada en sala de cuidados intensivos del nosocomio local. “Pudo comunicarse con sus familiares en los momentos que estuvo despierta”, dijo Jorge Bittar, director del Heca, según consignó el medio local El Ciudadano.

“Venía, desde su intervención en terapia, con múltiples complicaciones infecciosas. Eso era algo esperable para alguien que recibió el impacto de siete proyectiles y tenía heridas primarias en órganos vitales”, agregó el profesional.

Virginia había salido del coma, pero continuaba con complicaciones en la zona del abdomen y el tórax, por lo que fue intervenida quirúrjicamente en varias oportunidades. En la última operación para intentar mejorar su estado, el delicado estado de su organismo no resistió y la cirugía se complicó. “Salió vinculada al respirador y a las 3.50 de la mañana (de este viernes) presentó una bradicardia extrema por lo que se iniciaron maniobras de RCP que no fueron suficientes”, detalló Bittar.

Cómo fue la balacera en la que Virginia Ferreyra terminó gravemente herida y su madre asesinada

La tarde del 23 de julio último, Virginia estaba con su madre, Claudia Deldebbio, de 58 años, en la parada de colectivos ubicada en Isola y Maestros Santafesinos, frente a una plaza, cuando pasaron dos vehículos desde donde varias personas comenzaron a disparar a mansalva.

Las dos mujeres quedaron en la línea de fuego y recibieron múltiples disparos. Claudia falleció en el instante y Virginia sobrevivió, aunque con siete heridas de bala. En la balacera también resultó herido un adolescente de 16 años, que tras recibir atención médica de urgencia fue dado de alta y se encuentra bien.

Por su parte, la joven fue trasladada de inmediato al Heca, donde llegó con vida aunque con heridas de gravedad.



"Estuvo un mes y medio internada con múltiples procedimientos quirúrgicos que resolvieron las heridas iniciales, pero en los últimos cinco días comenzaron las complicaciones”, explicó el director del Heca.

Cómo avanza la investigación

La investigación del hecho derivó en la detención de dos personas imputados de homicidio doblemente calificado por precio o promesa remuneratoria: Fernando David Cortez, de 45 años, y su hijo Lautaro José, de 19.

Se estima que el ataque habría sido ordenado desde la cárcel por el líder narco René "Brujo" Ungaro, preso por el homicidio del ex jefe de la barra de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos y liderar una banda. Es que un testigo de identidad reservada reveló que Ungaro,  habría ordenado la balacera para ratificar su dominio sobre el barrio, en alianza con la banda de los hermanos Alan y Lautaro Funes.

 Según informó el Ministerio Público de la Acusación, habrá una nueva imputación legal en los próximos días.