Levantaron las barreras de los peajes por un paro en Autopista La Plata-Buenos Aires y el Corredor Atlántico



Las barreras de los peajes de la autopista La Plata-Buenos Aires y las rutas del Corredor Atlántico se encuentran levantadas y los trabajadores de las cabinas no están cobrando a los conductores, debido al paro, según informaron desde el Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA).

Primero comenzó en las cabinas manuales y luego se extendió a las cabinas que funcionan mediante TelePASE. 

Estiman que será por tiempo indeterminado y abarcará los sectores donde operan Autopistas Buenos Aires (AUBASA) y el Sistema Vial Integrado del Atlántico (SVIA).

Los motivos que los llevaron a realizar el paro:

No cumplimiento del acuerdo paritario donde se establece la creación de una mesa bipartita para la aplicación de la tecnología y reconversión laboral.

En pos de la no creación de esta mesa para el consenso, el presidente Ricardo Lissalde quiere implementar la tecnológica a través de la colocación de antenas en las vías de todas las estaciones de AUBASA Y EL SVIA, sin tener en cuenta al trabajador y un adecuado proceso para proyectar esa implementación sin afectar la dotación del personal.

Cierre arbitrario de la oficina de atención al cliente de Mar del Plata. Teniendo en cuenta que la actividad de peaje está en proceso de evolución y reconversión, el presidente de la empresa pretende mandar al personal de la oficina al peaje, sabiendo que no hay funciones para los mismos.

Levantamiento de la base de seguridad vial de San Bernardo. Logro adquirido en el último tiempo para brindar un servicio más efectivo y acortar las distancias de recorrido de los trabajadores.

No se puso en marcha la construcción del Centro de Monitoreo de Santa Teresita a pesar de que la licitación ya fue adjudicada en enero. Siguiendo con la línea de la falta de interés por reconvertir al personal, frenaron la construcción del mismo, limitando las posibilidades de reconversión laboral.

Persecución y amenazas a jefes y gerentes de AUBASA que trabajan en conjunto con la organización sindical para la correcta reconversión laboral. Están impartiendo temor a través de sanciones, apercibimientos e incluso, despidos sin causa.

Despido del gerente de sistema Cesar Di Lorenzo por trabajar con cautela en la reconversión laboral y no perder fuentes de trabajo.

Las condiciones edilicias y de seguridad e higiene, que prometieron mejorar, siguen siendo deplorables.

No respetaron el último acuerdo suscrito ante el Ministerio de Nación donde se comprometían a respetar las condiciones laborales de los trabajadores de corte de pasto, los cuales hace dos meses no tienen funciones. Por otra parte, tampoco realizaron la entrega de indumentaria (verano e invierno) en tiempo y forma.