Un operario de 33 años intentaba arreglar una máquina y murió aplastado por una montaña de soja



Un operario de 33 años de edad murió este lunes al ser aplastado por una gigantesca carga de soja cuando intentaba arreglar una máquina en la planta procesadora donde trabajaba, en el límite entre las localidades Río Segundo y Pilar, provincia de Córdoba.

El hombre quedó sepultado bajo una montaña de más de tres metros de expeller de soja o soja triturada, uno de los principales subproductos obtenidos de la extracción de aceite del poroto, según expresaron testigos del hecho.

El accidente ocurrió en la planta de procesamiento de la empresa Bio Diesel Pilar S.A., ubicada sobre el Camino San José. La víctima intentaba reparar un desperfecto en un chimango, la máquina que permite transportar semillas y agroquímicos, cuando perdió el control del artefacto.

“El operario estaba trabajando cuando el chimango que succiona la soja dejó de funcionar. Ante esta situación, el hombre intentó resolver el problema usando un caño, pero un montículo de expeller cayó sobre él y lo tapó íntegramente ante la mirada de sus compañeros, que intentaron socorrerlo en vano”, explicó el comisario Rafael Salgado.

De acuerdo a lo que consignó el parte de la Departamental de Rio Segundo de la Policía de Córdoba, cerca de las 8 de la mañana un oficial recibió el llamado del encargado de la empresa. “El hombre pidió asistencia inmediata ante la imposibilidad de hacer algo con el operario atrapado”, indicaron fuentes policiales.



Tras un llamado al servicio de emergencias, la ambulancia llegó rápidamente al lugar, pero el personal médico solo pudo constatar la muerte del operario, ante la mirada de sus compañeros conmocionados.

Ahora, la Justicia deberá determinar las circunstancias y la mecánica de los hechos para eventualmente establecer las responsabilidades del caso. Las autoridades pertinentes deberán verificar que la empresa que desarrolla sus actividades desde 2005 y está dedicada al procesamiento de oleaginosas (en particular de granos de soja que permiten obtener expeller y aceite), cumpla los protocolos y la normativa de seguridad vigente para evitar accidentes laborales, sobre todo cuando se trata de actividades que conllevan alto riesgo para los empleados.