Detuvieron al hijo de un matrimonio asesinado en su casa: Lo acusan de haber matado a sus padres



La causa por el doble crimen de José Enrique del Rio y Mercedes Alonso, el matrimonio asesinado a tiros en una mansión y a pocas cuadras de la quinta de Olivos presidencial, dio un giro inesperado.

El hijo menor de la pareja, Martín Santiago del Rio, fue detenido este miércoles por la noche cuando llegaba a su domicilio, en la entrada del country Nordelta por detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro y de la Superintendencia de Seguridad Región AMBA Norte.

Las cámaras a las que accedieron los investigadores pudieron capturar el momento en el que el hijo del matrimonio salió de la lujosa vivienda. Los fiscales de la causa Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería, sostienen que sería el principal acusado del doble parricidio.

Una de las principales hipótesis del asesinato apuntan a que se trataría de una estafa millonaria. Por medio del análisis minucioso del contenido de su teléfono celular, imágenes de las cámaras de seguridad, entre otros elementos claves, reconstruyeron la sospecha de un fraude. El hilo conductor de la investigación sería un departamento del edificio Chateau, de Avenida del Libertador.

Aparentemente, Martín Santiago Del Rio estafó a sus padres por más de dos millones de dólares. La autopsia determinó que su papá presentó tres impactos de bala distribuidos en su pecho, mientras que su madre recibió un disparo en un ojo.


Liberaron a la empleada doméstica, la primera sospechosa por el crimen


Después de permanecer durante 13 días detenida, la empleada domestica de la familia, María Ninfa Aquino, fue liberada luego de que la justicia no encontrara pruebas que la vinculen con el asesinato del matrimonio José Enrique del Rio y Mercedes Alonso, en la vivienda ubicada en Melo y Gaspar Campos

En su momento, la primera sospechosa permaneció bajo arresto por una creencia vinculada a la "entrega" a las víctimas, siendo considerada como una "partícipe necesaria del crimen". Sin embargo, el juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa, ordenó su inmediata liberación a pedido de su abogado defensor, Hugo López Carribero.

El defensor de la mucama, había declarado sobre el homicidio y esclareció los hechos: "La señora del hogar se estaba mudando, había ropa, juguetes y cajas que iban a ser trasladadas o regaladas. Ese escenario se encontró. Por eso a mi clienta no le llamó la atención", detalló.