“Diamante divergente”, El extraño cruce que plantean en Mar del Plata para reemplazar las rotondas

 


El gobierno municipal consideró este jueves que la alternativa del “diamante divergente” es la más conveniente para reemplazar las rotondas de Champagnat, en tanto que autoridades nacionales y provinciales coincidieron en la necesidad de analizar opciones en conjunto para solucionar la problemática del tránsito en esa avenida.

 

En una jornada de trabajo en el Concejo Deliberante impulsada por Virginia Sívori (Frente de Todos), el subsecretario de Movilidad Urbana, Dante Galván, hizo un repaso de los estudios que se hicieron desde 2013 y 2014 en el marco del Plan Maestro de Transporte y Tránsito.

 

La del “diamante divergente” consiste en hacer un desnivel (hacia abajo) de la avenida Champagnat e incorporar un sistema semafórico de dos tiempos, que impediría la congestión del tránsito y facilitaría el cruce peatonal (serían siempre a nivel). Según se indicó, la modalidad “resuelve de forma práctica los giros hacia la izquierda, sin necesidad de contar con un tiempo semafórico”.

 

El funcionario marcó que en la década del 50 Champagnat funcionaba como una avenida de circunvalación, pero dijo que ahora quedó “en el centro de la ciudad” y cumple “una función diferente”.

 

Puntualizó que aproximadamente 6400 vehículos pasan en hora pico por Luro y Champagnat (“más de los que circulan por Colón e Independencia”) y que el 9% son vehículos pesados. Una de las alternativas que también forma parte de los estudios propone la pavimentación de la avenida Errea (también conocida como calle 228) para el desvío de ese tipo de transporte.

 

El director del Observatorio Vial nacional, Pablo Rojas, sostuvo que la problemática de las rotondas “preocupa y mucho” por las “vidas humanas que se lleva”. “Puede ser una oportunidad para ir un poco más allá respecto de la movilidad y no solo salvar vidas, sino que la movilidad sustentable sea una realidad en términos de ahorro de tiempo”.

 

Rojas, que participó en forma virtual, afirmó que “no habrá una solución definitiva a problemas como estos sin la participación tanto de la Provincia como de Nación, por los aportes que podría llegar a hacer, desde la planificación y el asesoramiento hasta llegar la posible financiación”. En ese marco, destacó que el rol del municipio debe ser el de “liderar el proyecto” para “coordinar las acciones” que hagan falta.

 

El jefe del departamento de Vialidad Provincial con sede en Mar del Plata, Fernando Bolgeri, celebró la convocatoria: aseguró que hace 22 años que está en la dependencia, pero que fue la primera vez que lo convocaron a hablar de las rotondas. Apuntó que la obra será “costosa”, pero “hay que pensarla y hay que hacerla”.