Murieron 4 personas calcinadas al incendiarse su auto tras un choque frontal en la ruta



Una nueva tragedia en la ruta Nacional 34, dejó un saldo de cinco muertos luego de que dos autos chocaran frontalmente a la altura del kilómetro 278. En uno de los vehículos viajaba una familia, de cuatro ocupantes que murieron carbonizados. 

En el otro, un joven de 27 años, afincado en Sunchales, cerca del lugar del accidente.La familia que murió en la tragedia estaba compuesta por Jéssica Carral, de 32 años, su hijo de seis Bautista, su prima Sabrina Carral, de 24, y su pareja, Claudio Alejandro Digan, de 37 años e integrante de las Fuerzas Armadas. 

Todos estaban radicados en Berazategui, localidad ubicada en la zona sur del Gran Buenos Aires.La familia había iniciado las vacaciones de invierno y se trasladaba, junto a otros familiares que viajaban en otro coche, con destino a Salta. Estos últimos, que iban unos kilómetros adelante, intentaron comunicarse con los del otro vehículo al advertir unas llamas que se percibían hacia el sur. 



Al no obtener respuesta, decidieron regresar por la misma ruta y se encontraron con un panorama dantesco.El vehículo se incendió este domingo, minutos antes de las ocho sobre la Ruta Nacional 34, jurisdicción de Tacural, departamento Castellanos,165 kilómetros al centro-oeste de esta provincia. 

El fuego consumió en pocos minutos la estructura del vehículo, pero fue necesario que arribaran los bomberos para proceder a neutralizar los efectos. Dado que del vehículo solo quedaron hierros y chapas retorcidas,En otro vehículo iba una sola persona y fue identificado como Roberto Carlos Vega, de 27 años, con domicilio en Sunchales. 

Se determinó que falleció en el acto, producto de la colisión frontal.Si bien aún falta completar la investigación, las pericias estarían orientadas a saber si uno de los conductores pudo haber realizado alguna maniobra imprudente, que generó la tragedia.Personal de Bomberos Voluntarios de Sunchales podría ofrecer este lunes algunos detalles de las pericias, de las que también participó personal de Policía Científica y peritos forenses.





Los cuerpos de las víctimas fatales fueron trasladados a la morgue judicial con sede en Rafaela, cabecera del departamento Castellanos.Cerca de las 13, cinco horas después del accidente, se normalizó tránsito de ambos sentidos de la Ruta Nacional 34, conocida como la Ruta de la Muerte.La semana pasada, a unos 90 kilómetros más hacia el norte, en jurisdicción de Arrufó, otra familia quedó diezmada tras la colisión entre un automóvil y un micro de larga distancia.En ese accidente murió un matrimonio y dos nietos menores de edad resultaron heridos de gravedad. 

Las víctimas fatales fueron identificadas como Marcos Juárez y Miriam Giovanni, ambos oriundos de la provincia de Tucumán.La pareja y los dos menores, identificados como Cristal y Lautaro Marinotti, quienes eran nietos de los fallecidos, viajaban en un automóvil Volkswagen Fox que colisionó con un micro de la empresa “La Veloz del Norte”, proveniente de La Quiaca, con destino la ciudad de Buenos Aires.Cristal se encuentra internada en terapia intensiva del Hospital Provincial “Dr. José María Cullen”, de la capital santafesina. Accedé a la nota completa