MADARIAGA: El dial llora la partida de Marita



Marita de La Cruz falleció éste sábado en su casa de Mar del Plata. Es sin dudas la vos femenina más característica que haya tenido en su historia LU28 Radio Tuyú en su sintonía de AM 1540 por su permanencia, perseverancia, esfuerzo y humor.

 

Cada día potenciaba el contacto con los oyentes. Comenzó en los 70 a transitar la ruta a Madariaga. Y venía procedente de LU9 Radio Mar del Plata. En aquellas épocas los dueños de la radio: Hipólito Maceira y Guillermo Villate participaban de reuniones y encuentros con otros radiodifusores para pedirles conductores o locutores que pudieran llegar a Madariaga a enseñar la profesión.

 

Su tarea fue la de educar al oyente e informarlo para que se acostumbre al intercambio y a la existencia de una radio regional. En principio eran pocos los llamados y se leían cartas que llegaban a la emisora. Luego se popularizaron las líneas de teléfono fijo y la gente llamaba pero pedía hablar con ella fuera de aire para expresarles sus problemas que luego eran contados al aire.

 

Marita era la locutora, la actriz y la comunicadora de esas mañanas. Su función traspasaba la radio y la transformaba en alguien mucho más importante que una voz.

 

Un sinnúmero de eventuales oyentes que hoy se destacan en otros medios o en el teatro encontraron su vocación o compañía en ella. Por eso, el dial llora la partida de una de las primeras mujeres al aire en Madariaga y la región.

 

Correcta, sin conflictos, respetuosa y alegre optó, en la década del 90, repartirse entre Madariaga y Mar del Plata. Hacía su programa todos los días pero viajaba. Ya con el nuevo milenio decidió viajar todos los días desde Mar del Plata a Madariaga.

 

Subía en la parada de Independencia y 25 de Mayo cada día en el servicio que partía entre las 5.30 y las 6 de la mañana. Luego retornaba en el servicio de las 17 a Mar del Plata. Casi un tercio de sus días estaban en esos colectivos de Costamar o Rápido del Sud.

 

En 2010, con la apertura de Radio Go! Se decidió colocarle su nombre al estudio de la emisora. Es que sus fundadores crecieron escuchando esa voz cuando aún no habían proliferado las radios FM.