Una joven de 24 años salió de bañarse, tocó la llave de luz descalza y murió electrocutada

Una tragedia sacudió a la comunidad platense. María Pamela Franco González, de 24 años, falleció producto de una descarga eléctrica tras presionar la llave de luz estando aún mojada y sin calzado alguno.

La joven era oriunda de Paraguay y había venido a la ciudad de La Plata para complementar sus estudios en ingeniería comercial.

Cómo fue el accidente doméstico que le costó la vida

Según precisaron fuentes policiales, María Pamela Franco González salió de bañarse y sin secarse o calzarse presionó la llave de luz del baño.

Instantáneamente recibió una descarga eléctrica que le provocó un paro cardiorrespiratorio dejándola sin vida tendida en el suelo. Fue la tía quien descubrió la trágica escena y comenzó a pedir ayuda a los gritos.

Rápidamente los vecinos se acercaron al interior del domicilio ubicado en 412 y 158 del barrio Arturo Seguí, y trasladaron en un auto particular a Franco González hasta el Hospital San Roque de Gonnet.



Pese al esfuerzo de los médicos, nada pudieron hacer por reanimar a la joven que ya había ingresado sin vida.

El dolor de la comunidad paraguaya

La parroquia San Juan Bautista de la localidad paraguaya de Itapúa Poty, emitió un comunicado lamentando la temprana partida de "quien en vida fue miembro de la Pastoral Juvenil".

Asimismo, llamaron a estar "unidos en oración por eterno descanso de María Pamela Franco González y que la Luz Perpetua brille sobre ella".

En los comentarios, varias personas se sumaron a enviar el pésame a la familia y recordaron a la joven como una "gran misionera" y "representante de los valores cristianos".