Un alud de barro arrasó un hotel en Bariloche y murió un turista: Buscan más huéspedes



Un turista murió, tres mujeres tuvieron que ser trasladadas de urgencia a un centro médico de Bariloche y dos personas continúan desaparecidas al producirse un alud de barro en Bariloche, que irrumpió dentro de un complejo turístico de la localidad cordillerana.



El episodio ocurrió este lunes a la tarde, luego de registrarse intensas precipitaciones de lluvia durante más de 36 horas.

El hecho ocurrió en el complejo Villa Huinid, que cuenta con dos hoteles y varias cabañas en el mismo predio, entre las avenidas Bustillo y Pioneros, a 2,5 kilómetros del centro de Bariloche.



La víctima fatal era oriunda de Uruguay y estaba alojada dentro del Hotel Bustillo, uno de los tres que conforman el complejo. Entre las tres personas resultaron heridas, una de ellas pareja del fallecido y la otra es una turista proveniente de Chaco.



Anoche los bomberos y canes rastreadores iniciaron el recorrido del edificio, luego de evacuarlo, en busca de más personas. Patricia Díaz, subsecretaria de Protección Civil de la Municipalidad de Bariloche, dijo a radio El Cordillerano que siguen con esta búsqueda porque faltan dos huéspedes cuya habitación se encuentra colmada de barro, aunque no se descarta que sean turistas que no hayan regresado al hotel.



Los familiares de la víctima fatal fueron informados de la tragedia a través de Cancillería. Su cuerpo fue llevado esta mañana la morgue donde le practicarán una autopsia para determinar las causas del deceso.

Los rescatistas recibieron un llamado minutos antes de las 19 horas de este lunes cuando se desprendió un bloque de barro, ramas y piedras desde la parte central del predio e ingresó al hotel Bustillo, situado en la parte baja del terreno, cerca del lago Nahuel Huapi.



La empresa propietaria del complejo ejecutaba la construcción de un tercer hotel en la parte central del terreno, desde donde comenzó el deslave. Se cree que el movimiento de tierra y la extracción de árboles podría haber originado el desplazamiento, que llegó hasta el edificio donde se alojaba medio centenar de turistas.

“El barro ingresó por una habitación y avanzó por los pasillos del hotel, hasta llegar cerca del spa” dijo uno de los turistas que, apesadumbrado, observaba el trabajo de los rescatistas.



Bomberos de un cuartel ubicado en cercanías actuaron apenas recibieron el primero de los llamados, en el que informaban sobre el hecho y la presencia de personas atrapadas. Tres mujeres lograron ser rescatadas.

Personal policial, funcionarios del Ministerio Público Fiscal, los bomberos y empleados del complejo turístico desplegaron sus equipos en la tarea de rescate.

Fuentes judiciales confirmaron, cerca de las 22.30, que no se descartaban la existencia de más víctimas ya que no lograban contactar a dos pasajeros que estaban alojados en el lugar, casualmente en una de las habitaciones que quedó tapada por el barro.

La causa quedó a cargo del fiscal de turno Martín Govetto, quien concurrió al lugar para iniciar la investigación junto a la fiscal jefa Betiana Cendón y Gerardo Miranda. Entre las primeras medidas se solicitaron los registros de las cámaras de seguridad del complejo turístico y se sumarán drones para relevar el terreno en imágenes.



Uno de los turistas que estaba alojado en el complejo y que disfrutaba de la piscina cuando se produjo el hecho admitió que “se escuchó un estruendo enorme. Cuando me acerqué a ver, había barro y tierras hasta el techo de uno de los pasillos”. Esa misma situación se produjo con una de las habitaciones del complejo. La fuerte ‘explosión’, tal como la describieron varios turistas, llegó acompañada de un río de barro, agua y rocas que después ingresó al primer piso y luego comenzó a bajar hasta la planta baja. También un árbol de gran porte cayó sobre una de las dependencias menores.

Las intensas lluvias que azotaron la zona incluso provocaron más daño en otra área de la ciudad, por ejemplo en la zona del Alto. Allí, se cayó parte del techo de la Comisaría 28° producto del peso del agua sin que las canaletas pudieran evacuarla con rapidez, según informaron medios locales.

Desde el cuartel de bomberos aseguraron que “entre los escombros había partes de un gavión” que habría sido arrastrado desde la obra en construcción hasta el hotel que resultó afectado.

Un equipo de canes de la Policía Federal Argentina se trasladó al lugar para tratar de determinar si debajo del colchón de piedras y tierra había más víctimas.

¿Qué hacer antes, durante y después de una lluvia intensa o inundación?

Las inundaciones se presentan como consecuencia de lluvias intensas en diferentes regiones del territorio nacional. Algunas se desarrollan durante varios días, pero otras pueden ser violentas e incontenibles en pocos minutos. Las fuertes lluvias generan tres peligros: las inundaciones, los torrentes y los deslaves.

Si se tiene conocimiento de que en la zona ya han ocurrido inundaciones es recomendable establecer las rutas de salida más rápidas desde su casa o lugar de trabajo hacia los lugares altos que se hayan previsto como refugios.

En época de lluvias mantenerse informado y pendiente de las señales de aviso, alarma y emergencia. Tener disponible un radio portátil, lámparas de pilas y un botiquín de primeros auxilios. Llevar sus documentos personales (actas de nacimiento, escrituras, documentos agrarios, cartillas, CURP, etcétera) en bolsas de plástico bien cerradas y en morrales o mochilas que pueda cargar, de tal manera que le dejen libres los brazos y manos.

Después de la contingencia revisar cuidadosamente la casa para cerciorarse de que no haya peligro. Mantener desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarse de que no haya fugas ni peligro de corto circuito.